close
close
Carlos Enrique Cavelier
Columnista

El día colombiano de la leche

Se producen alrededor de 19 millones de litros al día y al país le hacen falta un 5% por el promedio de importaciones de los últimos años. 

Carlos Enrique Cavelier
Coordinador de sueños de Alquería
POR:
Carlos Enrique Cavelier
junio 01 de 2022
2022-06-01 12:11 a. m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2021/08/12/61154ee86e59a.png

Hoy se celebra por tradición iniciada por la FAO, el día mundial de la leche, donde se promueve su consumo y se celebra su producción.

Pero en Colombia será el 19 de Junio, día de las elecciones, cuando se celebre el día Colombiano de la leche; lo digo pues todos los candidatos opcionados en la primera vuelta y ahora ambos finalistas han expresado su voluntad de cambiar el antiguo régimen de políticas agrícolas de varios rubros de los años 60s para impulsar la producción, aumentando la productividad y sustituir con efectividad las importaciones y volvernos finalmente un país exportador de alimentos.

Recordemos que somos el único país latinoamericano grande que no exporta alimentos de manera relevante.

En leche, Colombia tiene el 12° hato vacuno del mundo pero con una de las productividades más bajas, sentadas en una enorme frontera agrícola de 40 millones de hectáreas. Con .7 vacas por hectárea, y 4.8 litros por vaca en producción -que son en realidad 2.4 litros al tener la mitad de ellas fuera del ciclo reproductivo- el potencial, al contrario de lo que se podría pensar, es enorme. Son en cifras redondas 60,000 ganaderos a los que les compra la industria formal según el MinAgr y 450,000 a los que vacuna el Fondo Nacional del Ganado.

Se producen alrededor de 19 millones de litros al día y al país le hacen falta un 5% por el promedio de importaciones de los últimos años.

Producir 10% más de leche para ser exportadores se haría, en cálculos de servilleta, con apenas 10,000 productores llegando a 7,5 litros y una vaca por hectárea en poco tiempo relativo. Pero para eso se necesita crédito en las condiciones que necesitan los lecheros, no las que les puedan ofrecer las entidades bancarias: largo plazo (8 años), largos periodos de gracia (4 años) y tasas adecuadas (alrededor del IBR). Ese es solo el inicio: es esencial un Fondo Agropecuario de Garantías por el 80% y contratos de compra a largo plazo para respaldar $400,000M en créditos ($50M/finca). Y la educación rural y asistencia recibida adecuada para usar los créditos en pozos de agua, cercas, renovación de pasturas y bosques llegando pronto a ¡0 deforestación!

Igualmente son necesarios cambios críticos en la legislación para competir en productividad más que en precio; y un fondo público de adecuado tamaño que amortigüe los cambios bruscos en los precios internacionales. Según nuestra servilleta, en menos de una década lograríamos una clase media rural de decenas de miles de medianos lecheros como lo es Argentina.

No se diga la lucha contra el suero en la leche cuya presencia desvirtúa cualquier esfuerzo ganadero, industrial o de comercialización de los pequeños tenderos, no se diga la confianza de los hogares.

Combatimos la entrada de leche a Colombia desde Nueva Zelanda en el 2018, pensando precisamente en el bienestar de los pequeños productores; a ellos hay que garantizarles garantía de compra de toda su leche, como extraordinariamente lo ha hecho la Federación de Cafeteros durante casi 100 años.

Carlos Enrique Cavelier
carlosenriquecavelier@gmail.com

Destacados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes