Carlos Gustavo Álvarez
columnista

La visita de Daniel Goleman

El ser humano se apostillaba como un animal racional que, sin embargo, naufragaba en el huracán de sus emociones.

Carlos Gustavo Álvarez
POR:
Carlos Gustavo Álvarez
septiembre 06 de 2018
2018-09-06 09:55 p.m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/22/56cb679eb2280.png

A contadas personas les ha llegado su momento con tanta oportunidad e impacto como al sicólogo, antropólogo, periodista y escritor norteamericano Daniel Goleman. Él mismo lo reconoce al declarar que para escribir su libro de éxito La inteligencia emocional, tuvo que esperar “a que la cosecha científica fuera lo suficientemente abundante”.

En 1995, cuando lo publicó, el becerro de oro ante el que se inclinaba la academia era el IQ (coeficiente intelectual). El ser humano se apostillaba como un animal racional que, sin embargo, naufragaba en el huracán de sus emociones.

Para Goleman, el lugar de los sentimientos en la vida mental era el cuarto de San Alejo, descuidado sin piedad por la investigación. Las emociones eran el patito feo de la sicología científica, y el vacío de un abordaje serio y exhaustivo había sido llenado por los libros de autoayuda y metafísica, un reproche que tiene tanto de largo como de ancho.

Con La inteligencia emocional, que yo leí tres años después de su publicación, y que devoré en marzo del 98 con la misma inquietud con que abordé en abril La psicología del autoengaño (relanzado con el título El punto ciego), Goleman se convirtió en una autoridad mundial.

Y el tema trajo luz a la penumbra de las emociones humanas. Al punto que ya hoy se habla de enseñarla en las escuelas, remover la carreta de materias tradicionales y reemplazarlas con el aprendizaje de la resiliencia, la automotivación y la capacidad de afrontar el fracaso, peste de nuestra época robótica.

Goleman, que exploró La inteligencia social y transita actualmente por los caminos de la meditación, dictará el sábado 8 de septiembre, a las 4 y 30 de la tarde, en el Centro de Eventos Valle del Pacífico, la conferencia ‘Lo que hace un líder: inteligencia emocional y llaves de alto rendimiento’. Hace parte de un grupo de expositores como Charlie Hogg (Australia), Víctor Pinzón, Jeison Aristizábal y el exministro Alejandro Gaviria (Colombia), Georg Engeli (Suiza) y Tritul Rimpoche (India), con quienes el Grupo Empresarial Cooperativo Coomeva celebra los 10 años de Exposer Coomeva.

Dentro de la tendencia del wellness (que define un equilibrio saludable entre los niveles mental, emocional y espiritual, que conduce a un estado de bienestar), no hay un evento tan brillante y duradero en el país como Exposer Coomeva. Este ha contado en la década feliz con la dirección casi mágica, por todo lo que ha hecho, de Isabel Cristina Rincón, que llevaba siete años llamando al teléfono de Goleman hasta que contestó. El evento ha acogido personajes de calado universal como Deepak Chopra, don Miguel Ruiz, Jorge Bucay, Pilar Sordo y los colombianos Santiago Rojas, Gonzalo Gallo y Walter Riso, entre muchos nombres notables que no se pueden mentar aquí, y a los que comenzaron viendo 800 personas, que hoy ya van por las 2.500.

Son 10 años transformando vidas. Transcurren tiempos de búsqueda, y tal vez este año les corresponda a muchos el momento de despertar. Nunca se había tenido tanta inquietud por hacer lo que no hará la política: cambiar esta vaina desde el corazón de cada cual. Namasté.

Carlos Gustavo Álvarez G.
Periodista
cgalvarezg@gmail.com

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado