close
close
Carlos Tellez

Conversaciones conscientes

Será bueno superar la eventual resistencia al cambio y para identificarla el lenguaje es un buen aliado.

Carlos Tellez
POR:
Carlos Tellez
junio 29 de 2022
2022-06-29 08:50 p. m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2021/01/26/60107a1624bd2.png

En los próximos días, los equipos ejecutivos de las empresas tendrán conversaciones para hacer un balance del primer semestre del año y plantear sus focos de gestión para el segundo. En algunas de ellas estará presente la sensación de haber avanzado menos de lo deseado y la necesidad de acelerar ahora algunas iniciativas. Los motivos que explican la falta de ejecución son muchos, uno de ellos es la resistencia al cambio, ese enemigo a veces silencioso cuyo rastreo es posible desde el lenguaje en las conversaciones estratégicas.

El lenguaje expresa pensamientos y emociones, y al interior de las empresas toma formas como parte de su cultura. Observarlo con curiosidad nos ayuda a percibir más allá de las palabras. Con un grupo de ejecutivos en un reconocido grupo empresarial colombiano nos dimos a la tarea de identificar las frases que comúnmente surgían en sus diálogos y que ya eran reconocibles por algunos integrantes como síntomas de resistencia frente a iniciativas propuestas para discusión o elegidas para su implementación.

A manera de ejemplo, para que en el marco de la cultura y jerga de sus respectivas empresas y organizaciones procuren identificar las suyas, comparto ocho de esas frases que identificamos con este equipo. En un primer grupo están aquellas que toman como referencia o justificación a un tercero, las que podríamos llamar de resistencia indirecta: nuestra competencia ya lo intentó y fracasó, esto funciona para otras industrias y la nuestra es diferente, a los clientes no les va a gustar si ensayamos este cambio.

En un segundo grupo están frases de resistencia directa que surgen desde un aparente instinto de conservación: eso pone en riesgo el negocio actual y puede hasta canibalizarlo, no deberíamos distraernos en esto sin antes poner la casa en orden, eso ya lo ensayamos en el pasado y fue decepcionante. Y finalmente, el grupo de las frases para evadir la incomodidad de confrontar y resistir elegantemente unos meses más: vamos a pensarlo otro poco y lo volvemos a revisar, exploraremos de nuevo que personas pondremos al frente de esa iniciativa. Todas estas frases pueden ser ciertas y estar llenas de buena intención, con este equipo ejecutivo identificamos que son sus síntomas de incomodidad frente a iniciativas que tienen al frente y no se deciden a implementar, así como elementos para racionalizar y justificar su actitud dilatoria.

Aplazar la puesta en marcha de iniciativas estratégicas en ocasiones se vuelve hábito en las empresas, y como tal se incorpora en su cultura lo cual incluye también el establecimiento de un lenguaje. Para un segundo semestre dinámico y productivo, además de ajustar el foco, será bueno superar la eventual resistencia al cambio y para identificarla el lenguaje es un buen aliado.

Carlos Téllez
carlos@carlostellez.co

Destacados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes