close
close
Carlos Tellez
Columnista

Estrategias exitosas

Todos los empresarios y ejecutivos tienen en mente la versión que sueñan de su organización.

Carlos Tellez
POR:
Carlos Tellez
junio 01 de 2022
2022-06-01 10:19 p. m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2021/01/26/60107a1624bd2.png

El final de este primer semestre del año se aproxima, y en numerosas empresas al comenzar el segundo evaluarán su direccionamiento estratégico. ¿Cómo saber si nuestra estrategia es exitosa?

Al evaluar el éxito de la estrategia en una empresa es natural que el primer criterio habitualmente considerado sea el resultado económico conseguido. Y sin que este sea el único criterio importante, como mencionaré más adelante, por supuesto que es de relevancia significativa en tanto no podemos catalogar como exitosa una estrategia que no ofrece logros en ese ámbito.

Para evaluar realmente la estrategia, en un escenario de resultados económicos positivos, es importante explorar la relación de causalidad entre aquella y tales resultados a partir de preguntas como estas: ¿los buenos resultados económicos obedecen a la ejecución de la estrategia que definimos o surgen de una versión diferente del direccionamiento de base?, ¿estos resultados positivos se explican en la estrategia o están afectados por variables accidentales que los favorecieron coyunturalmente?, ¿son sostenibles en el futuro los buenos resultados que observamos si conservamos nuestra estrategia intacta?

Una estrategia exitosa, que alcanza o supera las expectativas económicas, es causa tangible de los buenos resultados, no está enmascarada por coyunturas positivas del entorno y, salvo cambios de fondo en los supuestos, está en capacidad de sostener su desempeño.

Las estrategias exitosas generan valor multidimensional, más allá de lo económico. Por ello, propongo criterios adicionales para evaluarlas y estos son algunos ejemplos. Las estrategias exitosas nos permiten darle forma al futuro y adaptarnos a sus distintas versiones desde su flexibilidad. Las estrategias rígidas entran en crisis frente a coyunturas inesperadas. Podemos preguntarnos, ¿nuestra estrategia nos ha permitido avanzar en la construcción del futuro que imaginábamos y enfrentar con fluidez aquello que no anticipábamos?

Todos los empresarios y ejecutivos tienen en mente la versión que sueñan de su organización. De esa visión deriva otra pregunta para la evaluación de éxito estratégico: ¿nuestra empresa se parece más hoy que hace unos meses a la versión que de ella deseamos?

Entre tantos criterios pertinentes, incluyo este para concluir con esta muestra de posibilidades. Una estrategia exitosa logra motivar a las personas de la empresa desde la confianza que genera, su claridad y factibilidad. Además, posiciona de la forma deseada a la empresa frente a todas sus partes interesadas. Nos podríamos preguntar: ¿nuestra estrategia genera la conexión que deseamos con las personas dentro y fuera de la empresa de quienes necesitamos compromiso, apoyo y respeto?

Capacidad para enfrentar el futuro de manera sostenible y darle forma, materialización de la visión, confianza entre los integrantes de la empresa, posicionamiento correcto frente a todas las partes interesadas y valor multidimensional son algunos criterios claves para declarar que tenemos una estrategia exitosa.

Carlos Téllez 

carlos@carlostellez.co

Destacados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes