close
close
Carolina Monzon

¿Se mantendrá el crecimiento?

El cierre de actividad mayor al esperado en 2021 y los elevados términos de intercambio contrarrestarán los efectos de un menor crecimiento global.

Carolina Monzon
POR:
Carolina Monzon
mayo 10 de 2022
2022-05-10 09:16 p. m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2021/09/13/613fb23670c53.png

Localmente, la actividad evidencia señales de recuperación a pesar de un contexto externo más incierto. Se abre allí entonces la discusión si el país logrará finalizar el año con resultados de crecimiento satisfactorios. Para evaluarlo, hay que tener presente la rápida recuperación del PIB del año pasado, con una expansión del 10,6%, impulsada por estímulos fiscales, bajas tasas de interés y la reapertura paulatina de las diferentes actividades. Este resultado fue considerablemente superior al crecimiento del 6,8% de América Latina y el Caribe.

Este punto de partida es favorable, en la medida que la economía trae una inercia muy positiva como lo evidenció el indicador de actividad coincidente (ISE), que a febrero aumentó 8,1% anual, e incluso avanzó 1,6% mensual (en términos desestacionalizados), impulsado por el sector primario y de servicios. Para el trimestre con corte en febrero, la actividad se expandió 9,4% anual, moderándose desde el 10,5% en el 4T21 por efecto de mayor base de comparación, pero anotando un resultado aún destacable, ya que el indicador se ubicó 6% por encima de los niveles previos a la pandemia.

En este contexto, los resultados de PIB del primer trimestre a ser publicados la semana siguiente lucen bastante positivos, con una expansión estimada de 8,1% anual. El avance se sustentaría en el consumo de los hogares y el incremento en los precios de las materias primas. A su vez, el incremento de más del 40% anual de las importaciones según las cifras de la Dian, también es sinónimo de la fortaleza de la demanda interna.

Hacia adelante, una inflación en ascenso junto con una tasa de interés más alta por parte del Banco de la República (hoy en 6%) conducen a esperar que la economía tienda a estabilizarse, particularmente con la moderación gradual del consumo de los hogares. En paralelo, el período electoral también contendría el ritmo de expansión, donde la inversión cedería frente a la dinámica de arranque de año.

En el frente internacional, las restricciones de movilidad aquejan algunas regiones de China, mientras que la extensión del conflicto impacta negativamente las perspectivas de crecimiento global. Las economías emergentes por su parte afrontan el aumento de la inflación, mientras que la valorización de las materias primas mitiga riesgos de una menor demanda externa.

En suma, el cierre de actividad mayor al esperado en el 2021 y los elevados términos de intercambio probablemente contrarrestarán los efectos de un menor crecimiento global. Así, la economía colombiana se expandiría este año 5,1%, donde las políticas macroeconómicas más contractivas reducirán el ritmo secuencial de actividad hacia adelante. Por lo pronto, organismos externos como el FMI y la Ocde, coinciden en que el desempeño económico del país estaría por encima del promedio de la región, pero el aumento de la inflación, y una reacción más acentuada de la política monetaria, serán retadores para del proceso de reactivación.

Carolina Monzón
Gerente de Investigaciones Económicas para Itaú Colombia.

Destacados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes