Cecilia López Montaño
Análisis

A reposicionar el Estado

Una mirada crítica y de fondo a este, a la economía y a la sociedad, no se está dando en el país. Pareciera que no tiene acogida.

Cecilia López Montaño
POR:
Cecilia López Montaño
abril 25 de 2021
2021-04-25 07:24 p. m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/22/56cb6812ee3de.png

Así no lo quieran aceptar los grandes defensores de la ortodoxia que sigue dominando los debates económicos en el Colombia, las críticas a estas políticas son cada vez mayores.

Para nadie es un secreto que el Covid-19 nos trajo el futuro al día de hoy y se aceleraron los costos sociales que se habían previsto antes de esta crisis.

Sin duda el debate de esta semana promovido por la Universidad del Rosario y la Casa Editorial de El Tiempo sobre “La Crisis Global y la Creación de Valor”, invitó a quien tocaba, Mariana Mazzucato. Ella es una economista de origen estadounidense e italiano que ha ganado un gran reconocimiento mundial, entre otras, por su manera creativa de mostrarle al mundo lo que estamos viviendo, esas profundas falencias que tienen a millones en situaciones críticas.

De este seminario vale la pena destacar dos hechos: primero esas frases contundentes de Mariana y segundo algunas de las reacciones que se alcanzaron a percibir.
El fondo de la discusión fue su último libro Misión Economía que fue complementado en su presentación con algunas de las áreas específicas en que viene apoyando a varios gobiernos europeos en las cuales aplica sus tesis.

La verdad es que sus planteamientos son una crítica de inmensas dimensiones sobre tres temas críticos, el rol del Estado, la economía que sigue predominando y el papel de la sociedad.

El mensaje central se refiere a la imperiosa necesidad de reposicionar el Estado; es decir “sacarlo del asiento de atrás” donde lo ha colocado el reinado del mercado y por supuesto, del sector privado.

Su crítica a lo que está sucediendo fácilmente aplicable a Colombia es devastadora. Empieza por reconocer que el debate de la economía y su manejo actual empezó antes de la pandemia y señala que se necesita audacia para resolver los problemas que vive el mundo porque ni “la acción individual y tampoco la empresarial lo pueden lograr”.

Su diagnóstico: salarios estancados, elite pudiente acumulando más por la pandemia y todos destruyendo el Planeta, y lo más contundente la causa: “falencias propiciadas por la retirada del Estado de la gestión de la economía desde la era neoliberal”.

Para entender su propuesta cuya dimensión la da el título del libro, es crear ‘Una Misión cuyo ejemplo es la Misión Apolo que llevó al Hombre a la luna, con lo cual demuestra que el Estado sí es capaz de hacer profundas transformaciones que jamás podría realizar el mercado.

Que el Estado sí tiene la capacidad de organizar hechos de estas dimensiones, dispone de los recursos para lograrlos y la capacidad para hacer esos pactos con el sector privado y con todos los actores de la sociedad, sin los cuales estas Misiones son imposibles de lograr.

En síntesis, no se trata de más de lo mismo. Pero lo más interesante es que no se deben elegir sectores individuales a los que apoyar, sino identificar problemas que puedan catalizar la colaboración entre muchos sectores. Tampoco es repartir dinero a las empresas porque son pequeñas sino de estructurar políticas que puedan aglutinar soluciones. No se trata de arreglar mercados sino de crearlos. No se trata de reducir el riesgo sino de compartirlo. Y no se trata de establecer reglas del juego sino de cambiar el propio juego para que se pueda reorientar el cambio.

Un duro golpe a lo que se ha creído son las grandes capacidades del mercado, por ejemplo, que es el único que crea valor y que el rol del Estado, desde la silla de atrás, es tratar de corregir sus problemas.

En palabras más contundentes según Mariana de lo que se trata es de repensar el capitalismo. Esto sigue siendo un anatema no solo en Colombia para quienes dominan el debate económico sino para muchos organismos internacionales. A defender el mercado, parece ser la consigna de muchos. Algunos de los comentaristas dejaron ver esa línea de pensamiento.

Mi conclusión personal, es que una mirada crítica y de fondo al Estado, a la economía y a la sociedad no es el debate que se está dando en Colombia. Pareciera que no tiene acogida.

La premisa básica de la discusión dominante parte de que el modelo económico no se toca, pero como la crisis de amplios sectores de población es innegable, la respuesta es adicionar una estrategia social.

Impensable para quienes dominan las discusiones en este campo, un debate sobre la estructura productiva de este país, su impacto sobre las variables prioritarias, y sobre todo la necesidad de reposicionar el Estado y darle al mercado la verdadera dimensión que ha demostrado en estos 30 años, desde el Consenso de Washington.

Por muchas reacciones no salí muy optimista de este seminario pero debe reconocer que lo que sí aportó fueron argumentos para abrir la discusión que realmente debemos empezar en nuestro país.

Cecilia López Montaño
Exministra
cecilia@cecilialopez.com

Destacados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes