César Caballero Reinoso
Columnista

Ajustar la proyecciones

El riesgo de decir tercamente que el PIB crecerá 5% es que la urgencia de otras medidas desaparece.

César Caballero Reinoso
POR:
César Caballero Reinoso
febrero 07 de 2021
2021-02-07 05:00 p. m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/22/56cb68470a5ce.png

A esta altura del año, es claro que la reactivación económica no iniciará en forma antes de marzo. Las posibilidades de crecer al 5% del Producto Interno Bruto (PIB); de vacunar 35 millones de colombianos, de reducir la tasa nacional de desempleo a un dígito y tener un déficit fiscal de -5.1%, parecen poco probables.

Estas son las metas oficiales establecidas por el gobierno y sobre estos parámetros los actores económicos han venido organizando sus planes de acción para este año.

El grueso de los analistas económicos, antes de enero, veían una situación menos optimista, crecimiento de 4,5% desempleo del 13% y un déficit fiscal del gobierno central del orden del -7,4% del PIB.

Para todos es claro que este año la relación entre pandemia y economía será muy estrecha y por ello es necesario monitorear con detalle los infectados y muertos por el virus, (ya acumulamos 2 millones de infectados identificados y 55 mil muertos comprobados). También es importante ver como avanza el plan de vacunación. Todos deseamos que salga bien y si se logran los 35 millones de dosis administradas sería un gran éxito de política pública. No obstante las dudas de que esa meta sea realizable son crecientes. Cifras y Conceptos la estima en un 27%.

Sobre el crecimiento de la economía es lógica su relación con el empleo y el déficit fiscal: a mayor crecimiento es esperable un menor hueco fiscal y previsible una disminución en el desempleo.

En este frente, es clara la necesidad de ajustar los pronósticos hacia la baja y moderar las expectativas.

El gobierno debería revisar pronto su metas, los analistas y las empresas ya lo están haciendo hacia la baja. De no hacerlo, la consecuencia es continuar viviendo en el imaginario de un mundo feliz donde la reactivación va a plena marcha y los colombianos seremos vacunados sin contratiempos.

Bajo esa óptica no será necesario revaluar las políticas publicas en marcha sino simplemente continuar y tener paciencia.

Es urgente acelerar el plan de reactivación que va parece ir más lento de lo que los alegres reportes del gobierno presentan. También estudiar la conveniencia de dar más impulsos a la demanda agregada y por su puesto no seguir postergando las necesarias reformas tributaria, pensional y laboral.

El riesgo de mantener tercamente el pronóstico de que el crecimiento económico sí será del 5% es que la urgencia de otras medidas desaparece.

Por ello el mensaje de esta columna es: ajustemos las proyecciones del 2021, ya los empresarios del país lo estamos haciendo y el gobierno debe apresurarse.

César Caballero Reinoso
Director de Cifras y Conceptos.
ccaballero@cifrasyconceptos.com

Destacados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes