César Caballero Reinoso
columnista

¿Economía mal diagnosticada? 

Las calificadoras de riesgo e inversionistas ya están tomando nota de esta situación.

César Caballero Reinoso
POR:
César Caballero Reinoso
julio 28 de 2019
2019-07-28 08:25 p.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/22/56cb68470a5ce.png

La economía Colombiana está mostrando señales mixtas que es necesario leer con cuidado para entender lo que está pasando. Hay cosas que funcionan bien y son innegables, pero también estamos frente a realidades preocupantes y el Gobierno parece estar en actitud de negación.

Miremos las positivas: El PIB está creciendo, no al ritmo que todos quisiéramos pero lo hace y con cifras en verde en varios sectores: La minería al 5,3%, el sector financiero al 5,5% y el comercio al 4%. Hace unos meses existía consenso sobre una cifra del año cercana al 3,6% esperado por el Gobierno. Hoy todo parece indicar que el PIB aumentará entre 2,9% y 3,2%, lo cual sigue siendo mejor que el 2,6% del 2018.

Por el lado de la demanda hay una expansión importante en hogares al 4%, y una un tanto más débil en inversión al 2,8%. Algunos indicadores líderes muestran buenos guarismos, el consumo de energía creció al 4,2% y la importación de bienes de capital al 11%.

Pero también hay preocupaciones grandes. Primero, el incremento de la tasa de desempleo, con una clara destrucción de plazas de trabajo y un número importante de personas retirándose del mercado laboral. Los aumentos no se deben a una sobreoferta de fuerza laboral, sino por una disminución de la demanda. El Gobierno parece tener un diagnóstico enfocado en la presencia de venezolanos y no en la clara e innegable destrucción de empleos.

La construcción, en el PIB del primer trimestre, mostró una caída del 5,5% y en edificaciones fue del 8,8%. No parece haber un plan de reacción frente a esta situación y eso es muy preocupante. Por el lado de la demanda agregada, las importaciones crecieron al 13,7% restándole espacio de expansión a las actividades productivas nacionales. Esto nos lleva a un indicador claramente preocupante, el déficit en cuenta corriente que se ubica ya en el 4,26%, sin que estemos viviendo un choque externo (como el de la caída del precio del petróleo hace 4 años).

Finalmente, está el tema de los trucos contables del Ministro de Hacienda sobre los cuales ya hemos escrito y varios analistas han enfatizado. Las calificadoras de riesgo e inversionistas ya están tomando nota de esta situación. Entre las privatizaciones y utilidades del Banco de la República el Gobierno se autogenera un espacio fiscal de 1,2% del PIB.

Creo que el truco contable va a salir mal. Pero aún si se aceptara, lo honesto y riguroso al presentar las series históricas, sería aplicar la misma forma de contabilización a los años anteriores, con lo cual, sorpresa, el déficit del año anterior habría sido inferior al 2%. Pero no, en el Marco Fiscal de Mediano Plazo, la serie se presenta como si fuera una continua coherente, aplicando los trucos contables solo al 2019.

La economía Colombiana está en una situación que es necesario diagnosticar mejor, viendo no solo lo positivo, sino también las señales negativas. Si no se ven, aceptan y analizan, corremos el riesgo enorme de tomar malas decisiones de política pública.
PD: Me hacen notar que si las demandas a la tributaria son aceptadas por la Corte, podríamos tener una buena solución a la incompetencia del Gobierno: mayores recaudos en el 2019 sin las exenciones costosas y absurdas que a partir del 2020 aumentarán el hueco fiscal.

César Caballero
Director Cifras y Conceptos
ccaballero@cifrasyconceptos.com

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado