JUEVES, 29 DE FEBRERO DE 2024

Noticias económicas de Colombia y el mundo

Carlos

Nuestra Política de Tratamiento de Datos Personales ha cambiado. Conócela haciendo clic aquí.

close
César Caballero Reinoso

Los enemigos de las reformas sociales

Es realmente meritorio que el presidente Gustavo Petro, haya propuesto las reformas de salud, pensiones y laboral.  Y me parece bien que insista.

César Caballero Reinoso
POR:
César Caballero Reinoso

El país necesita reformas sociales planteadas por el Gobierno: salud, pensiones y laboral. Es realmente meritorio que el presidente Gustavo Petro las haya puesto sobre la agenda y me parece bien que insista en su propósito de que sean debatidas, concertadas, ajustadas y ojalá aprobadas.

En el tema pensional, por ejemplo, desde hace mucho tiempo es claro que se necesita hacer ajustes. Por más de 20 años los respectivos gobiernos han dejado el problema para quien siga. El argumento siempre ha sido que el costo político de plantearla, presentarla, debatirla y aprobarla es muy alto. Por ello, valoro que el presidente haya decidido apostar su capital político para estas reformas, aunque no comparta el total del contenido de las mismas.

Estas reformas tienen enemigos que hacen difícil, complejo y demorado su trámite. El primero es la improvisación. Digámoslo de forma clara, el gobierno presento tarde las reformas, no lo hizo al inicio de la legislatura, eso es justificable por la presencia de la tributaria, pero haber citado a extras en enero y solo terminar de presentar las tres propuestas en abril es muestra de un nivel absurdo de improvisación. Cómo dijo Roy Barreras en enero, era urgente que se presentaran en las extras y ello, no sucedió.

El segundo enemigo es el desconocimiento. Tanto en el gobierno como en el congreso, varios de los encargados del trámite de la reforma, no conocen los procedimientos de la Ley 5, ni las reglas informales con las cuales funciona el congreso en Colombia. Ello ha llevado a demoras adicionales, problemas en la construcción de consensos y la posible existencia de vicios de trámite en las reformas de la salud y pensional. En particular el tema puede ser muy grave cuando la Corte Constitucional observe las pruebas de lo sucedido en comisiones 7 de senado y cámara.

El tercero es la terquedad. El gobierno y sus parlamentarios afines no pueden asumir que tienen la única respuesta correcta para todos los temas que involucran estas tres reformas. Salvo en el tema pensional, cuyo proyecto es el mejor estructurado, los expertos y las partes interesadas, con intereses legítimos en cada una de ellas han hecho ver los problemas del texto. Pero, hasta ahora, parece no haber la disposición a realizar los ajustes para mejorar las propuestas.

El cuarto es la ausencia de autocrítica sobre el proceso. Ante proyectos sensibles como estos, es necesario estar dispuestos a transar, negociar, acordar un texto posible que mejore las condiciones de vida de los colombianos. No se trata de imponer una visión, sino de discutirla, argumentarla, corregirla, ajustarla y construir consensos.

Ojalá en el receso legislativo se reflexiones sobre lo que está sucediendo y reconozcan que los mayores enemigos de sus tres reformas sociales son la improvisación, el desconocimiento, la terquedad y la falta de autocrítica. Los cuatro están al interior del gobierno y su bancada. 

CÉSAR CABALLERO
Gerente Cifras & Conceptos S. A.

Destacados

Más Portales

cerrar pauta

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes