close
close
César Caballero Reinoso
Columnista

Presencialidad, vacunas y tapabocas

El país desea volver a la presencialidad, no en un formato similar al que teníamos hace dos años, pero sí con formas de alternancia.

César Caballero Reinoso
POR:
César Caballero Reinoso
septiembre 19 de 2021
2021-09-19 06:10 p. m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/22/56cb68470a5ce.png

La gente quiere retornar lo más pronto posible a alguna forma de presencialidad, las vacunas tienen respaldo ciudadano y generan tranquilidad y el uso del tapabocas y los certificados de vacunación ayudarán a aumentar la sensación de seguridad frente a la covid-19.

Este es un resumen de los hallazgos del módulo sobre la covid-19 y la presencialidad realizado para la Universidad del Rosario, EL TIEMPO y la Fundación Konrad Adenauer, en el marco de la encuesta Polimétrica. Los resultados son claros y contundentes.

El 84% de las personas están de acuerdo en continuar con el uso de tapabocas en espacios públicos y semi cerrados que sean compartidos con desconocidos. Igualmente, la gente está dispuesta a volver de forma inmediata a lugares públicos, restaurantes y viajar por Colombia en porcentajes superiores al 30%.

Sobre el retorno a la presencialidad, el apoyo a esquemas 100% virtuales está en todas las opciones por debajo del 20%. Las actividades en restaurantes, clases en las Universidades y el retorno a la oficina tienen apoyos superiores al 53%.

Los encuestados también apoyan de forma mayoritaria el uso del pasaporte covid-19 o algún mecanismo para confirmar que las personas están vacunadas.

Los mayores porcentajes están para el ingreso al país, eventos públicos masivos, viajes nacionales e ingreso a estadios con apoyos a esta medida superiores al 48%.

Sobre la posibilidad de que los empleadores sancionen de alguna forma a los empleados que no deseen vacunarse las opiniones si están divididas: un 27% lo apoya, un 36% no toma posición frente a este tema y el 36% lo rechaza. Donde volvemos a encontrar un apoyo mayoritario y contundente es que la vacunación genera tranquilidad para el 75% de las personas.

Así que estamos ante un escenario bastante claro: el país desea volver a la presencialidad, no en un formato similar al que teníamos hace dos años, pero sí con formas de alternancia que permitan algunos cuidados de bioseguridad.

Las dos medidas más claras y que cuentan con bastante apoyo son la vacunación y la exigencia del carnet y el constante uso de tapabocas.

Creo que estas son muy buenas noticias para la estrategia anti covid-19 del gobierno y son un llamado a redoblar los esfuerzos para acelerar el ritmo de vacunación.

El retorno a los espacios cotidianos ya se nota en las calles y aún las personas que podrían mantener algún tipo de trabajo o estudio remoto, son conscientes de la necesidad de tratar de retomar las actividades con mayor dosis de presencia física.

La alegría de volver a encontrarse, compartir miradas y gestos físicos es algo que habíamos perdido y necesitamos con urgencia. Esperemos que el bache en el suministro de las dosis, la existencia de nichos anti vacunas y la negativa a usar tapabocas de algunos no lleve al traste este propósito.

César Caballero
Gerente Cifras & Conceptos S.A.

Destacados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes