César Caballero Reinoso
columnista

Recuperación: lenta pero, ojalá, segura

Los empresarios deben intentar preservar los trabajos que sobreviven, manejar los recursos de liquidez y seguir cuidando a clientes.

César Caballero Reinoso
POR:
César Caballero Reinoso
octubre 04 de 2020
2020-10-04 07:04 p. m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/22/56cb68470a5ce.png

Estamos ante una recuperación lenta que, según varios análisis presentados en los últimos días, nos tomará como mínimo 2,5 años y es probable que se extienda a 5. Ese es el escenario más probable frente al cual estamos, y debemos alistarnos, en lo individual y organizacional para una realidad difícil y retadora. Todos hemos sufrido en los meses de pandemia, pero nos hemos venido adaptando a la nueva realidad.

Algunos estamos en situación de privilegio y nuestro sufrimiento no es comparable a las angustias de la mayoría. Quienes estamos en la formalidad, tenemos acceso a internet, podemos hacer teletrabajo y con ingresos que si bien han caído, no ha desaparecido y no olvidemos que eso, en este país lleno de desigualdades, es un privilegio.

Miremos las buenas noticias de las últimas semanas que indican que entre el segundo y el tercer trimestre parece haber pasado lo peor. Primero, la salud, respecto a la pandemia muestra a pesar de los 26 mil fallecidos, una tendencia a disminución tanto de nuevos contagiados como de fallecidos y un mejoramiento en la capacidad de atención de la enfermedad por parte del personal de salud.

En segundo lugar, los temas económicos, donde se ha presentado una caída importante del desempleo. Igualmente es una buena noticia que el Banco de la República, con el Ministro de Hacienda a la cabeza, hayan bajado a su mínimo histórico la tasa de interés de referencia y en efecto esté, descontada la inflación, en negativo. También que el sector financiero se encuentre sólido y al parecer preparado para una situación de estrés financiero.

En tercer lugar, pese a las limitaciones y deseos de los radicales, algunas de las instituciones de nuestra democracia siguen funcionando y buscando el equilibrio en el ejercicio del poder. Los jueces han seguido emitiendo fallos que, si bien algunos intentan no acatar, son un mensaje importante sobre la división de poderes. Varios periodistas siguen realizando preguntas y reportes que incomodan a los poderosos y de esa forma contribuyen a controlar algunos de sus excesos. Finalmente, el grueso de los actores de nuestra vida política y social siguen creyendo en la democracia y en la alternancia en el poder como mecanismo para resolver nuestros desacuerdos. Por ello ya vemos tantos candidatos al solio de Bolívar.

En cuarto lugar, el país sigue contando con un alto volumen de empresas, de todos los tamaños, que cada día intentan sobrevivir en esta crisis y al parecer, en su mayoría lo están logrando. Los empresarios debemos ser conscientes de que la recuperación no será rápida, que tampoco será una línea siempre ascendente y tendrá retrocesos. Debemos intentar preservar los trabajos que sobreviven, manejar con prudencia los recursos de liquidez que tengamos y seguir cuidando a nuestros clientes.

El país continuará en esas nuevas realidades, con sus virtudes y defectos, los viejos problemas no resueltos y algunos nuevos y en medio de las incertidumbres que todo esto nos ha generado, seguiremos levantándonos todos los días, con un optimismo inexplicable para encontrar soluciones en un escenario de lenta recuperación.

César Caballero Reinoso
Director de Cifras y Conceptos
ccaballero@cifrasyconceptos.com

Recomendados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes