close
close
César Caballero Reinoso
Columnista

Reforma pensional 2

El país deberá insistir en la necesidad de gravar las pensiones altas con el impuesto de renta, como un mecanismo de mínima equidad.

César Caballero Reinoso
POR:
César Caballero Reinoso
diciembre 04 de 2022
2022-12-04 07:09 p. m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/22/56cb68470a5ce.png

Estoy de acuerdo con la necesidad de reformar el sistema pensional. Me parece adecuada la idea de contar con un esquema de tres pilares. He manifestado la imperiosa necesidad de reconocer que el sistema no funciona bien, tiene problemas de sostenibilidad, de baja cobertura y una asignación muy inequitativa de subsidios.

El sistema entrega grandes beneficios a muy pocos a un costo fiscal y social inmenso. Eso debe ser corregido. Para hacerlo, es necesario aumentar la edad de pensión. Con la actual expectativa de vida no podemos seguir pensionando personas a los 57 años. No nos digamos mentira, eso no es sostenible.

Sobre las ideas presentadas el gobierno elaboro algunas reflexiones. Inicio enfatizando que el presidente Gustavo Petro ha mostrado su deseo de conciliar, negociar y ceder. Así sucedió con la reforma tributaria.

El primer pilar, para quienes no logran ninguna pensión debería ser administrado por Colombia Mayor y ser fondeado con recursos del presupuesto general de la nación. Hoy cubre a 1,6 millones de personas mayores de 70 años con un pago de $80 mil mensuales. Aumentarlo a $500 mil mensuales a 3 millones de personas no será posible, pero sí podría incrementarse a $200 mil mensuales para 2 millones de mayores de 70 años.

El segundo pilar que debería manejar Colpensiones y en adelante solo hacer el pago de pensiones de un salario mínimo. El gobierno ha presentado una estimación según la cual se necesita ahorra el 70% de un salario mínimo mensual durante 25 años, para no tener que generar un subsidio. Por ello habla de que los nuevos aportes hasta 4 salarios mínimos sean llevados a Colpensiones. Es posible que al aumentar la edad de pensión y las semanas mínimas de cotización y otras medidas podríamos pensar en que el aporte al segundo pilar sea de 2 SMLV. Con ello, el tercer pilar sería alimentado con el ahorro de los trabajadores que superen dicho monto.

Con este esquema el país debería moverse a un sistema que sólo subsidia a quienes no logran la pensión y en parte el mínimo a quienes si la obtienen. Nada más. El régimen de prima media desaparecería. En este caso el desbalance entre beneficios y ahorro seguirá existiendo, razón por la cual sería necesario una combinación de tres tipos de medidas adicionales.

Por un lado, destinar el 10% de las regalías para reestablecer el ahorro en Colpensiones y financiar los subsidios a la pensión mínima. Segundo, aumentar el nivel de cotización tanto de los empleados formales, pasando de un aporte del empleado del 4% al 6% de su salario y en el caso de los de prestación de servicios, que el ingreso base de cotización sea sobre el 60% de su ingreso base y no del 40% como es hoy. Finalmente, el país deberá insistir en la necesidad de gravar las pensiones altas con el impuesto de renta, como un mecanismo de mínima equidad.

César Caballero
Gerente Cifras & Conceptos S.A.

Destacados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes