Ricardo Ávila
Editorial

A las puertas del club

A pesar de que falta una parte formal para ser reconocida como miembro de la Ocde, no hay duda de que Colombia debería empezar a ejercer.

Ricardo Ávila
Director de Portafolio
POR:
Ricardo Ávila
marzo 06 de 2019
2019-03-06 09:05 p.m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/09/56ba4e7b94041.png

Cuando a mediados de febrero el presidente Iván Duque viajó a Estados Unidos para reunirse con Donald Trump, cumplió también una intensa agenda en materia económica. En varias ocasiones, los representantes del sector privado que se encontraron con el mandatario en Washington y Nueva York tuvieron la oportunidad de ver un corto video, de impecable factura, producido por ProColombia, que exalta las ventajas del país y sus múltiples oportunidades.

El más novedoso de los argumentos esgrimidos, aparte de los acuerdos comerciales o la riqueza del territorio y su gente, es la adhesión de Colombia a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (Ocde). El ingreso al llamado ‘club de las mejores prácticas’ se presenta como la confirmación de que dejamos atrás épocas oscuras y ahora estamos a la par de las naciones más destacadas de América Latina en lo que atañe a su progreso reciente.

Los puristas, sin embargo, insisten en que todavía no es posible decir que formamos parte de una entidad en la que no aparecemos formalmente. Una mirada a la página de internet del organismo revela que la lista de miembros –al día de hoy– solo incluye a tres países con la letra C: Canadá, Chile y Corea del Sur.

La razón de la ausencia es clara. Si bien ya quedó sancionada la Ley 1950 del 8 de enero pasado, que consagra la autorización para adherirnos a la convención que dio vida a la Ocde, aún falta el control de constitucionalidad a cargo de la Corte. El motivo es que todo tratado internacional debe ser revisado por el alto tribunal, tanto en su forma como en su fondo.

Por otra parte, está pendiente que el Congreso le dé luz verde al proyecto que concede inmunidades a los funcionarios de la Organización, un procedimiento estándar en el caso de organismos internacionales de los cuales el país forma parte. La iniciativa ya superó la etapa del Senado, pero falta la aprobación de la Cámara.

Dado que faltan varios meses antes de que sean completados tales requisitos, los plenos derechos que concede la membresía todavía se demoran. Debido a ello, la presencia colombiana ha sido bastante discreta en cualquiera de las dos sedes de la institución: el número dos de la calle André Pascal, en París, o el 46 del quai Alphonse Le Gallo, en la vecina población de Boulogne-Billancourt.

Es verdad que el propio Iván Duque estuvo en la capital francesa en noviembre y aprovechó la ocasión para firmar un par de convenios con el secretario general de la Ocde, Ángel Gurría, y pronunciar un discurso ante los delegados. Igualmente, ministerios como Hacienda y Comercio han enviado personas a una que otra reunión.

Aun así, el día a día recae en la embajadora Viviane Morales, que aparte de representar al país ante el gobierno galo, también debe atender los asuntos de la Unesco. Que la cabeza de una delegación diplomática tenga tres sombreros no es raro, pues se supone que cuenta con colaboradores especializados. Eso todavía no sucede, afirman quienes saben del asunto.

Y a pesar de que no es obligación ocupar un puesto en la mesa de los 23 comités temáticos que existen, la verdad es que el acercamiento podría darse desde ya. En una entrevista concedida a Portafolio durante la cumbre de Davos, que tuvo lugar hace mes y medio en Suiza, el propio Gurría insistió en que contamos con voz –no con voto– y asiento en las deliberaciones. Recordó, además, que la Organización es una vaca “que hay que saber ordeñar”.

Pero la actitud colombiana parece ser la de posponer ese momento hasta que todo esté en orden. Lástima, porque estar al tanto de las mejores prácticas es algo que vale la pena hacer más temprano que tarde, y eso le serviría mucho a una administración que aun está comenzando.

Ricardo Ávila Pinto 
ricavi@portafolio.co
@ravilapinto

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado