Ricardo Ávila
Editorial

A revalidar la unión 

La cumbre de la Alianza del Pacífico que tiene lugar en Lima, es clave para el futuro del esquema de integración más ambicioso de la región.

Ricardo Ávila
Director de Portafolio
POR:
Ricardo Ávila
julio 04 de 2019
2019-07-04 09:00 p.m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/09/56ba4e7b94041.png

A primera vista, se trata de otro encuentro al más alto nivel. Sin embargo, no hay duda de que la XIV Cumbre Presidencial de la Alianza del Pacífico que comienza hoy en Lima es importante para los cuatro países que la fundaron y, en especial, para Colombia. Aparte de que es la primera vez que Iván Duque asistirá al evento, hay asuntos clave en salmuera.

Quizás el más crucial es cómo darle más impulso a un esquema de integración profunda que todavía no cumple con las inmensas expectativas iniciales. Es verdad que el bloque no ha llegado a sus primeros diez años de edad, pero lo cierto es que varios alcances se han quedado cortos. En el plano comercial, las cifras muestran mejoras en el intercambio, si bien los totales son modestos. La promesa de mover capitales de manera cuantiosa tampoco se ha concretado y el propósito de actuar en conjunto en los escenarios internacionales se ve más en los discursos que en la práctica.

A pesar de esa circunstancia, la Alianza conserva mucho de su lustre. Así lo confirma que Ecuador sea aceptado como nuevo Estado asociado del club, con miras a incorporarse como miembro pleno. Igualmente es importante que Corea del Sur haya comenzado el proceso de adhesión. Si bien el gesto es simbólico, la cantidad de países observadores aumenta en cuatro, para un total de 59 de los cinco continentes.

No menos trascendental es que este año deberían concluir las negociaciones comerciales con Nueva Zelanda, Australia, Canadá y Singapur, que parecían haberse congelado. Hay avances importantes en los capítulos de propiedad intelectual, regulaciones ambientales, normas de origen y temas laborales, más allá de las líneas rojas trazadas en cuanto a apertura de importaciones.

Reconocer que falta recorrer camino para desarrollar los mercados internos o construir eslabones más fuertes que lleguen a formar parte de las cadenas globales de valor es justo. Tanto como tratar de identificar oportunidades que sean aprovechadas por las pequeñas y medianas empresas de cada país. Enviar el mensaje de confianza en un modelo de regionalismo abierto vale la pena y más ahora que soplan los vientos del proteccionismo.

Por otra parte, hay incógnitas políticas que ameritan respuesta. Tal como ocurrió con la Cumbre del Grupo de los Veinte que se escenificó la semana pasada en Osaka (Japón), el gran ausente en la capital peruana será Andrés Manuel López Obrador. Fiel a su promesa de concentrarse en lo doméstico, el mandatario se quedará en su tierra.

Debido a ello, es válido preguntarse cuál es el compromiso de México con este bloque que representa el 37 por ciento del Producto Interno Bruto de América Latina, un guarismo que equivale al de Brasil. La respuesta de los conocedores es que lo importante es la firma de la declaración final en la cual se incluirían los puntos anotados. En último término, lo escrito, escrito está, y el texto apunta a una continuidad que ayudaría a despejar dudas.

Tal parece que con el fin de no ahondar diferencias, el punto de Venezuela estará ausente. Es conocido que el gobierno de López Obrador adoptó una postura distinta frente al régimen de Nicolás Maduro, con lo cual es imposible llegar a un consenso en este y otros ámbitos.

A pesar de ello, la Alianza merece seguir adelante. El reciente cierre de la negociación entre la Unión Europea y Mercosur -tras veinte años de intentos- demuestra que los esfuerzos de integración todavía son válidos, más allá de las posturas aislacionistas de Donald Trump.

Ahora de lo que se trata es de hacer realidad las promesas de mayor intercambio, no solo en el plano comercial. En tal sentido, Colombia está obligada a jugar sus cartas bien, con el propósito de darle validez al refrán según el cual “la unión, hace la fuerza”.

Ricardo Ávila Pinto
ricavi@portafolio.co
​@ravilapinto 

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado