Francisco Miranda Hamburger
Editorial

Al rescate de la cultura

La crisis le da al gobierno la oportunidad de ratificar el rol de la economía naranja en su agenda de desarrollo con un específico plan de alivios.

Francisco Miranda Hamburger
Director de Portafolio
POR:
Francisco Miranda Hamburger
junio 01 de 2020
2020-06-01 09:07 p.m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2019/09/16/5d7ff0bcd1bd5.png

Pasan los días del aislamiento obligatorio preventivo y queda claro que las actividades asociadas a la cultura, el entretenimiento y la recreación serán de las más afectadas por la crisis económica desatada por la pandemia del coronavirus.

Desde prácticamente las primeras medidas sanitarias del Gobierno, alrededor de 300 teatros, más de 1.200 salas de cines, unas 1.500 bibliotecas y 800 casas de la cultura cerraron sus puertas y quedaron sin las posibilidades de generar ningún ingreso.

El distanciamiento social como estrategia de prevención contra la covid-19 acabó también con los conciertos, las discotecas, los parques de diversión y prácticamente todas las formas de entretenimiento masivo y recreación pública.

Asimismo, esas mismas medidas sanitarias vaciaron los restaurantes de todos los rangos de precios y la cadena gastronómica, así como las ferias y fiestas populares de mitad de año, tradicionales en muchos municipios del país que no tendrán su ‘rodadita’.

El grito de socorro de distintas actividades culturales y artísticas ha sido sonoro y cargado de desesperanza. Desde la campaña de “Adopta una Librería” para no dejar hundir más de 47 de estos establecimientos, hasta los mariachis cantando serenatas por monedas en los barrios residenciales de Bogotá, reflejan la crisis de un sector con menos herramientas financieras y empresariales para resistir esta crisis de ingresos.

La cultura, las artes, el entretenimiento y la recreación son una gran sombrilla que recoge una miríada tanto de actividades y negocios como de gamas de formalidad empresarial y laboral. La administración Duque le hizo una apuesta a estos sectores mediante la llamada ‘economía naranja’.

De acuerdo al más reciente informe del Dane sobre estos sectores que conforman la economía cultural, artística y de nuevos medios y software, su aporte al valor agregado del PIB en 2018 fue de alrededor de 3,3 por ciento, con una creación de 540 mil empleos.

En resumen, dos de las tres áreas que conforman la llamada economía naranja, artes y patrimonio e industrias culturales, han sido severamente impactadas y sus perspectivas de participar en la reactivación sectorial que impulsa el Gobierno es muy limitada.

Mientras las medidas de distanciamiento social y confinamiento estén sobre la mesa contra el coronavirus, las empresas que viven de la aglomeración y de las convocatorias masivas verán restringida su capacidad de generar ingreso.

Esto les dificultará la posibilidad de acceder a créditos y de aprovechar los planes de alivios del Gobierno.

En materia de empleos, la hemorragia del sector arrancó en abril. En el informe del mercado laboral del Dane, de los 5,4 millones de empleos perdidos, 806 mil pertenecían a las actividades artísticas, entretenimiento, recreación y otras.

Si bien el Gobierno anunció un paquete de ayuda al sector naranja de 260 mil millones de pesos, este monto es claramente insuficiente. Los planes de ayuda a las empresas y a las nóminas deberían contemplar que la vulnerabilidad de las industrias culturales frente a la dificultad de teletrabajar y la imposibilidad de convocar audiencias ni espectáculos.

Buena parte de los sectores culturales han rechazado con pasión ideológica la agenda de la economía naranja del presidente Duque. A lo anterior se suma que los asuntos relativos a las industrias culturales han venido perdiendo su lugar privilegiado dentro de las prioridades de la Casa de Nariño.

Más allá de esa brecha, la crisis abre la oportunidad al Gobierno de ratificar ese compromiso con la economía naranja que caracterizó el primer año de la administración. Y la mejor manera es la generación de un plan de alivios, ajustado a las urgencias de este sector. La cultura, las artes y las demás actividades deben sobrevivir la pandemia.

Recomendados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes