Ricardo Ávila

Apatía electoral

Ricardo Ávila
Director de Portafolio
POR:
Ricardo Ávila
febrero 17 de 2014
2014-02-17 12:46 a.m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/09/56ba4e7b94041.png

Faltan menos de tres semanas para las elecciones en las cuales los colombianos deberán escoger el nuevo Congreso y la falta de entusiasmo frente a los comicios es evidente. Más allá de la propaganda electoral representada en vallas, pasacalles, letreros, anuncios radiales y televisivos, la ciudadanía parece reaccionar con apatía ante la, cada vez más cercana, cita con las urnas.

Lo anterior no quiere decir que las diferentes colectividades hayan dejado de agitar sus banderas. Tanto los aspirantes liberales, como los conservadores, de ‘la U’, el Centro Democrático, Cambio Radical, los verdes o el Polo Democrático, protagonizan mítines y giras, con el fin de despertar el interés de la gente.

Entre quienes se suben a las tarimas, hay un buen número de caras conocidas. Según Congreso Visible, dos terceras partes de los congresistas actuales aspiran a seguir en el Legislativo. En total, se trata de 116 de los 165 representantes, y de 67 de los 102 senadores, los que desean repetir curul.

Sin embargo, dicha condición no necesariamente garantiza la permanencia en el cargo. Desde 1990, al menos la mitad de los parlamentarios que han sido escogidos en cada oportunidad, han llegado por primera vez al Capitolio.

Varios factores adicionales entrarán a jugar ahora. Para comenzar, un acto legislativo del 2009 elevó el umbral necesario, hasta el 3 por ciento de los votos válidos, lo cual implica al menos 480.000 sufragios por bancada, si el número total es de 16 millones.

Dicha situación le pone una presión adicional a los partidos de menor tamaño, pues para estos el desafío no solo es aumentar su participación frente a la del 2010, sino sobrevivir. De tal manera, el cuestionado Mira, la Alianza Social Indígena y otros grupos, necesitan alcanzar el límite requerido.

Por otra parte, el Centro Democrático es la gran incógnita a la hora de determinar quién manda en el Congreso. De la mano del expresidente Álvaro Uribe, quien adelanta una campaña que recuerda las épocas en las que aspiraba a la Casa de Nariño, el nuevo movimiento tiene una intensa presencia en los espacios publicitarios.

Aunque el interrogante solamente será respondido el 9 de marzo, los sondeos sugieren que los uribistas conseguirán una representación importante. No obstante, es muy posible que el Partido Liberal vuelva al primer lugar y que los conservadores se mantengan muy cerca de sus parámetros históricos.

En cambio, las perspectivas son oscuras para ‘la U’, afectada por los disensos. También Cambio Radical enfrenta su prueba más difícil, al depender no solo de sus barones, sino del voto de opinión, para superar el umbral necesario.

A pesar de que esos elementos deberían despertar el interés del público, a la campaña le falta un elemento fundamental. Este consiste en la discusión de ideas o propuestas, por lo menos a nivel de las colectividades.

Es cierto que los aspirantes hacen las consabidas promesas de siempre, muchas de ellas con tinte populista. Dependiendo del candidato, habrá salud gratuita, educación y empleo, aparte de precios más bajos de la gasolina. Pero en general, hay ausencia de plataformas, en parte porque las diferencias –con excepción de la izquierda– son menores y en parte porque quienes integran la unidad nacional se encuentran atados a la causa reeleccionista de Juan Manuel Santos.

Incluso en el tema de la paz, en principio todo el mundo la quiere. Hasta el uribismo, que se aparta de los diálogos con las Farc, dice tener el mismo objetivo, aunque en otras condiciones. Esa circunstancia hace que sean las personas y no las bancadas, las que tengan protagonismo.

Y aunque finalmente dicha circunstancia lleve a que la participación sea similar a la de otras ocasiones, la marcha de las cosas no servirá necesariamente para fortalecer la democracia colombiana. Porque el debate que se ha visto hasta ahora, puede haber sido rico, pero no en ideas.

Ricardo Ávila Pinto

ricavi@portafolio.co

Twitter: @ravilapinto

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado