JUEVES, 29 DE FEBRERO DE 2024

Noticias económicas de Colombia y el mundo

Carlos

Nuestra Política de Tratamiento de Datos Personales ha cambiado. Conócela haciendo clic aquí.

close
Francisco Miranda Hamburger
Editorial

Arranca la discusión

El pulso por el mínimo será prueba para el Gobierno, tanto sobre los aires en su relación con las empresas como por su compromiso anti-inflación

Francisco Miranda Hamburger
Director de Portafolio
POR:
Francisco Miranda Hamburger

Hoy inicia de manera oficial la discusión del incremento del salario mínimo legal para 2024 por parte de la Comisión Permanente de Concertación de Políticas Salarias y Laborales. El encuentro tripartito - Gobierno, empresarios y centrales obreras- se desarrollará por las próximas tres semanas en las que entrarán en juego los datos más recientes de inflación y de productividad, así como el desempeño del empleo en la economía.

El pulso por la remuneración mínima para el año entrante -que devengan alrededor de 3,4 millones de trabajadores de la fuerza laboral del país- pinta muy diferente a la que se llevó a cabo el año pasado. El escenario económico, político y empresarial ha cambiado radicalmente en el transcurso de este 2023 y claramente dificulta que los gremios de la producción y los sindicatos lleguen fácilmente a un consenso.

La economía colombiana lleva dos rondas seguidas de aumentos del salario mínimo que superan los dos dígitos -16 por ciento para este año y 10,07 por ciento para 2022- y que respondieron a una dinámica de reactivación de las actividades productivas, así como del ambiente generado por la llegada al poder del primer gobierno de izquierda. Pero hoy la capacidad política de la administración Petro es sustancialmente más débil que la que esgrimía hace doce meses. Incluso la capacidad para inducir a los empresarios a un porcentaje mucho más generoso.

En este tramo final de 2023, el panorama económico del país es sombrío: el PIB se contrajo 0,3 por ciento en el tercer trimestre mientras que la inflación no desciende a la velocidad necesaria. Si bien la definición de la comisión tripartita no puede ser inferior a la variación de los precios y lo tradicional es que se le sume la productividad -que el Dane oficializará pronto-, la discusión que arranca hoy debe abordar la cuestión si la economía en desaceleración y las empresas de todos los tamaños aguantan un incremento demasiado alto para 2024.

Subir el salario mínimo sin prudencia podría agravar el ya de por sí difícil entorno económico y empresarial por múltiples vías. La primera toca el comportamiento del empleo formal y la posibilidad de las empresas, en especial las pequeñas y micro, de crear puestos de trabajo con elevados costos de contratación.

A pesar del reciente crecimiento económico, los niveles de informalidad laboral en el país continúan siendo muy altos: 56,1 por ciento de la población ocupada en septiembre pasado. En medio de una desaceleración económica, esta fórmula condenaría a más colombianos a no contar con un empleo formal.

Segundo, la mayoría de los puestos de trabajo en Colombia son creados por micro y pequeñas empresas que son muy susceptibles al salario mínimo y a los costos laborales. Con la economía entrada en números rojos y luchando por no caer en recesión técnica en este trimestre, el menos adecuado de los caminos sería generar mayores cargas a quienes ya bordean los límites.

En tercer lugar, un alza desbordada del salario mínimo haría más difíciles los actuales esfuerzos contra la inflación ya que, vía indexación, el aumento se traduciría en el comportamiento de los precios.

Por último, no sobra recordar que esta discusión tripartita se dará en medio de una reforma laboral ya radicada por el Gobierno en el Congreso. Los cambios incluidos en la iniciativa despiertan incertidumbres en las empresas y en los sectores productivos y el ruido proveniente de ambos debates -el del mínimo y el del articulado- sólo conducirá a nublar las perspectivas del sector privado, principal generador de empleo. En conclusión, este pulso será una prueba para el Gobierno tanto sobre los nuevos aires entre la relación con empresarios como por su compromiso anti-inflación.

FRANCISCO MIRANDA HAMBURGER
framir@portafolio.co
X: @pachomiranda

Destacados

Más Portales

cerrar pauta

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes