close
close
Francisco Miranda Hamburger
Editorial

Balance de la recuperación

Reconocida por organismos internacionales, la política de reactivación del Gobierno no cuenta injustamente con una recepción domestica similar.

Francisco Miranda Hamburger
Director de Portafolio
POR:
Francisco Miranda Hamburger
abril 05 de 2022
2022-04-05 11:08 p. m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2019/09/16/5d7ff0bcd1bd5.png

En semanas recientes al menos dos entidades multilaterales, el Fondo Monetario Internacional (FMI) y la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (Ocde) se han referido en términos positivos a la política de reactivación de la economía nacional desplegada por el Gobierno. Ambas entidades entregaron un balance positivo de la forma cómo Colombia enfrentó la crisis económica generada por la pandemia del coronavirus.

Como se afirmó en este mismo espacio hace pocos días, el FMI les dio un espaldarazo a las decisiones de política pública de la Casa de Nariño. El conjunto de respuestas dadas a los desafíos desatados por la covid-19 “apuntalaron la resiliencia de la economía”. Por el lado del estudio de la Ocde, se afirma que la economía colombiana “se ha recuperado de manera notable” de la crisis del coronavirus.

El club de las buenas prácticas resalta tanto los “sólidos esfuerzos realizados en materia de políticas monetarias y fiscales” que evitaron una mayor contracción de los ingresos como los nuevos programas sociales “que han protegido a millones de personas de la pobreza”. Si bien los reconocimientos son claros y contundentes, ni el FMI ni la Ocde escatiman comentarios sobre alarmas y preocupaciones sobre la economía colombiana alrededor de la situación fiscal, la protección social y el empleo, la urgencia de reformas estructurales, entre otros asuntos.

Ahora que el panorama sanitario de contagios por la covid ha mejorado sustancialmente y que las perspectivas para el 2022 siguen resistiendo los nubarrones e incertidumbre de las elecciones y la inflación, cabe preguntarse por el balance de esas políticas de reactivación desarrolladas por el gobierno de Iván Duque. Es evidente que un buen número de indicadores de la economía y del desempeño sectorial muestran los retornos a los niveles previos a la irrupción del coronavirus y que la Casa de Nariño ha sabido comandar el barco por las aguas turbulentas de la crisis.

No obstante, una mirada rápida al debate político y electoral refleja que los reconocimientos de estos organismos internacionales -y de varios más- no se han podido traducir en una positiva recepción doméstica. De hecho, las más recientes encuestas de opinión señalan que las percepciones de los ciudadanos sobre la gestión económica del Gobierno son muy negativas, claramente injustas en comparación con los resultados mostrados.

Es evidente que ante una disparada de la inflación- que golpea el costo de vida y a los hogares más pobres -no hay balance positivo de la Ocde que resista-. Los altos precios de los productos básicos impiden que los consumidores experimenten de mejor manera la reactivación de las actividades económicas y, en miles de casos, la recuperación de los puestos de trabajo y de los ingresos. También es cierto que el repunte no ha sido homogéneo ni equitativamente distribuido en todos los grupos poblacionales, sectores, edades y regiones.

Sin embargo, el IPC no es el único factor que explica las dificultades del Ejecutivo para que el electorado reconozca los logros de la reactivación. Las estadísticas y las cifras macroeconómicas no sostienen por sí solas una narrativa de la recuperación de una economía desplomada como la colombiana en 2020. A la comunicación gubernamental le faltó un mensaje más cercano a las empresas y los hogares que conectara con la experiencia de esa reactivación.

Ahora que el próximo presidente será elegido en una campaña con un protagonismo de las agendas económicas, hará falta ese balance positivo de una recuperación, con huecos pero resiliente.

FRANCISCO MIRANDA HAMBURGER
framir@portafolio.co
Twitter: @pachomiranda

Destacados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes