Francisco Miranda Hamburger
Editorial

Blindar la reactivación

Si bien las políticas de la recuperación económica no están exentas del escrutinio democrático, este debe ser responsable y sustentado.

Francisco Miranda Hamburger
Director de Portafolio
POR:
Francisco Miranda Hamburger
noviembre 29 de 2020
2020-11-29 06:03 p. m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2019/09/16/5d7ff0bcd1bd5.png

“La reactivación no puede quedar presa de discursos politiqueros, demagógicos, o sencillamente con propósitos electoreros”.

Esto afirmó el presidente Iván Duque en su discurso del pasado jueves en la entrega de los Premios Portafolio. Es un mensaje que en boca del primer mandatario del país, en medio de la más grave crisis económica global en décadas, merece escucharse y analizarse.

No es secreto para nadie que, en los últimos meses, el ambiente político nacional está ya con la mira puesta en las elecciones nacionales de 2022. Las alineaciones ideológicas, los movimientos entre las toldas, los ataques en las redes sociales y hasta las encuestas reflejan que la precampaña se adelantó.

De hecho, dos referendos en ambos lados del espectro político ya se han lanzado e incluyen algunos puntos con grandes impactos económicos y fiscales.

Mientras el mundo político ya respira las elecciones presidenciales anticipadas con sondeos, el mundo real, el de las empresas, los hogares y la ciudadanía, expresa en esas mismas encuestas que su principal preocupación es el empleo.

Mientras el mundo político, en los medios y en las plataformas de redes sociales, debate encarnizadamente sobre la izquierda, la derecha y el centro, el de las empresas y los hogares transita una senda de reactivación económica heterogénea y de distinto ritmo entre los sectores, las regiones, los trabajadores y los hombres y las mujeres.

Mientras el mundo político reedita lealtades y construye alianzas y vetos, el de la economía y de la producción no se libera de la incertidumbre pero se da el lujo de crecer en su optimismo y expectativas.

Más allá de la desalineación entre esos intereses y prioridades de ambos mundos, las palabras del presidente Duque invitan a una reflexión: ¿deben las políticas de la reactivación económica gozar de algún blindaje frente al entorno de campaña electoral que no hará sino agudizarse en el 2021?

Es ingenuo pensar que la agenda económica del Gobierno Nacional no esté sujeta a los ataques y la crítica de sus opositores políticos. Aunque la economía casi nunca es un factor determinante en la decisión del voto presidencial de los colombianos -como lo es, por ejemplo, en Estados Unidos-, una sólida narrativa de recuperación para el primer semestre de 2022 ayudaría al bloque ideológico cercano a la Casa de Nariño.

De todas maneras, si bien las políticas de recuperación económica no deben estar exentas del legítimo escrutinio democrático, este debe ser responsable y sustentado. Mucho más ante la magnitud de la crisis económica que atraviesa no solo Colombia, sino el mundo. Un debate sobre la reactivación con responsabilidad es una poderosa vacuna contra la politiquería y la demagogia.

Dicho lo anterior, no toda crítica ni llamado de atención al Gobierno puede desestimarse solo con señalarla de demagógica.

La discusión sobre el aumento del salario mínimo para el año entrante -que arranca hoy- será el primero de muchos debates que protagonizarán la agenda económica durante 2021 y en medio del ambiente electoral. Será asimismo una oportunidad para que los distintos actores políticos -afines al Gobierno y opositores- demuestren que, en materia económica, el objetivo es que Colombia recupere pronto los niveles pre-pandemia.

Es inevitable que en momentos de crisis, bloques ideológicos le apuesten a cambios más radicales del status quo. Si bien la campaña electoral de 2022 será el escenario para dirimir ese pulso entre ideas, es clave alertar desde ya la necesidad de proteger la economía del deterioro de la información que ha venido afectando el debate político.

El mejor blindaje para las políticas de la reactivación lo brindan los buenos resultados, la buena comunicación y un sólido consenso social a su alrededor.

Destacados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes