close
close
Francisco Miranda Hamburger
Editorial

Caro para los pobres

La inflación es una amenaza tangible para que millones de hogares colombianos sientan que la reactivación de la economía también es para ellos.

Francisco Miranda Hamburger
Director de Portafolio
POR:
Francisco Miranda Hamburger
diciembre 06 de 2021
2021-12-06 07:35 p. m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2019/09/16/5d7ff0bcd1bd5.png

Que hacer mercado en Colombia es hoy más caro que unos meses atrás es una realidad en la que coinciden los reportes del Índice de Precios al Consumidor del Dane y los hogares que compran en las tiendas y supermercados. El más reciente informe de la organización nacional estadística registra una inflación mensual para noviembre de 0,5 por ciento, anual de 5,26 por ciento y año corrido de 4,86 por ciento.

Este es un nivel de precios, no visto desde 2017, supera la meta establecida por el Banco de la República y genera preocupación por sus impactos en otros rubros como los arriendos, las multas, los servicios públicos y los peajes, entre otros. Además, en medio de la discusión que define el salario mínimo para el 2022, un IPC tan alto no solo eleva el piso del debate sino también aumenta la presión a empresarios, centrales obreras y el Gobierno Nacional para un aumento más alto.

Lo primero por anotar es que la inflación surgida por la reactivación es un fenómeno global que, con excepción de países asiáticos, están experimentando economías ricas y emergentes alrededor del mundo gracias a la energía, la alta demanda y las disrupciones en las cadenas de suministro. Mientras en naciones desarrolladas como Estados Unidos, Reino Unido y la Unión Europea el alza en los precios ya está en el centro del debate político, países latinoamericanos como Argentina, Brasil, Chile y México tampoco se han salvado de la disparada.

En el caso colombiano la inflación está jalonada por un aumento anual del 15,34 por ciento en los alimentos: 30,62 por ciento en la carne de res, 21,98 por ciento en las frutas, huevos en 17,7 por ciento y 10,2 por ciento en leches. De hecho, el IPC anual sin alimentos registra, de acuerdo a cifras del Dane, un 3,37 por ciento y un 2,98 por ciento en los 11 meses que van del año, ni muy superior a la meta. El encarecimiento de los insumos, la escasez de los productos y otros efectos han encarecido el mercado de los hogares colombianos, en especial los más vulnerables. Mientras las familias ricas registran un IPC de 4,11 por ciento, los más pobres sufren hoy una inflación de 6,38 por ciento.

El hecho de que la división de alimentos y bebidas no alcohólicas contribuya con alrededor de la mitad de la inflación anual tiene consecuencias tanto políticas como de política pública y monetaria. Que el IPC se sufra en tiendas, mercados y supermercados afectará la definición del salario mínimo, enrarecerá el ambiente de reactivación de la economía desde los hogares, reduce el poder adquisitivo de los colombianos y debería entrar dentro de las prioridades de la agenda de la campaña electoral.

La combinación de factores globales y locales en las presiones inflacionarias no augura una pronta solución, mientras el mundo debate si es un fenómeno ‘transitorio’ o de mayor permanencia. Si a lo anterior se añade la reciente incertidumbre, generada por la nueva variante ómicron y que podría mantener los problemas en la disrupción de la oferta ante la demanda robusta, hay aspectos que se salen de las decisiones del Emisor y del gobierno colombiano.

Donde sí existe algún margen de acción, además del aumento de las tasas de interés, es en las medidas para proteger el poder adquisitivo de los pobres, por ejemplo, la actualización en los programas de transferencias monetarias en 2022. Asimismo, el acceso a insumos agropecuarios menos costosos podría traducirse en una mitigación del alto costo de los alimentos. En conclusión, la inflación es una amenaza tangible para que millones de hogares colombianos sientan que la reactivación de la economía también es para ellos.

FRANCISCO MIRANDA HAMBURGER
framir@portafolio.co
Twitter: @pachomiranda

Destacados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes