Ricardo Ávila

Celebrar con mesura

Ricardo Ávila
Director de Portafolio
POR:
Ricardo Ávila
octubre 03 de 2013
2013-10-03 01:37 a.m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/09/56ba4e7b94041.png

A mediados de la década pasada Colombia duró varios años a ciegas a la hora de seguirle la pista a un dato fundamental como es el de la pobreza.

Tanto los cuestionamientos técnicos como la falta de una respuesta institucional a tiempo, impidieron que el Dane reportara, de forma adecuada, la situación de los menos favorecidos, que resulta indispensable al momento de decidir el rumbo de las políticas públicas.

Sin embargo, ahora las cosas son diferentes.

Así quedó en claro después de que la entidad encargada de las estadísticas diera a conocer las cifras más recientes, con corte al primer semestre del 2013. Gracias a esa situación el país va a tener no una, sino dos mediciones al año, anotando que la que se da a conocer en abril contiene una fotografía mucho más detallada que la que vio la luz ayer.

Aun así, el parte entregado es positivo. Según el informe, la pobreza monetaria –es decir, la que se determina con base en el ingreso familiar– descendió en el país otra vez, cobijando al 32,2 por ciento de la población.

Dicha proporción representa una caída de 0,7 puntos porcentuales con respecto a la de igual periodo del 2012 y de más de nueve puntos en comparación con la de hace cuatro años. En números absolutos, eso quiere decir que cerca de 2,5 millones de personas han salido de esa condición desde el 2010.

La reducción fue notoria en las cabeceras, en donde la proporción de pobres bajó un punto porcentual hasta el 28 por ciento del total, muy cerca del promedio latinoamericano.

En cambio, en el resto del territorio nacional, que incluye a las poblaciones más pequeñas y a las áreas rurales, tuvo lugar un ligero aumento de 0,2 puntos porcentuales, con lo cual el índice quedó en 46 por ciento.

Ante lo sucedido, no faltan las reacciones de incredulidad cuando se habla de las líneas de corte. En respuesta, el Dane señala que un hogar compuesto por cuatro individuos se considera pobre si su ingreso mensual se encuentra por debajo de 901.780 pesos en las cabeceras y de 540.088 pesos en el resto del país.

Puesto de otra manera, una familia cuyos integrantes en conjunto devenguen un salario mínimo y medio o más, estaría por encima de tal clasificación.

Pero más allá del debate, el mensaje de fondo es que la proporción de colombianos de menores recursos disminuye. Adicionalmente, la pobreza extrema –cuyo corte es ingresos inferiores a 366.755 pesos mensuales por hogar– también ha caído hasta el 10,1 por ciento.

Por otra parte, la clase media parece consolidarse.

Mientras la renta para el 20 por ciento más rico de la población subió 3 por ciento y la del 20 por ciento más pobre lo hizo en 3,5 por ciento, los quintiles de la mitad vieron un incremento que osciló entre el 4,7 y el 5,3 por ciento. Eso sugiere que la torta se está repartiendo de mejor forma y hace pensar que la desigualdad debería mantener su tendencia reciente a la baja.

No obstante, no todo es motivo de celebración.

Aparte de que el diferencial entre las capitales y el resto del país se amplía –lo cual profundiza las inequidades regionales– también salta a la vista que la velocidad de los avances disminuye. De tal manera, si en el año que terminó en junio del 2011 el número de pobres se redujo en 1,3 millones, en la muestra conocida ayer el descenso fue de apenas 152.000 personas.

Seguramente, los técnicos tendrán varias hipótesis para explicar esa ralentización que refleja, en parte, lo que le ha sucedido a la economía.

Sin embargo, hay un campanazo de alerta que exige no solo que los programas sociales en marcha mejoren su efectividad, sino que los planes de reactivación le ayuden al sector productivo a salir adelante. Debido a ello, hay que ser mesurados en las celebraciones y concentrarse en preservar el camino ganado, con la certeza de que todavía falta mucho trecho por recorrer para derrotar la pobreza en el país.

Ricardo Ávila Pinto

ricavi@portafolio.co

Twitter: @ravilapinto

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado