close
close
Francisco Miranda Hamburger
Editorial

Ciudad, covid y competitividad

La pandemia minó en 2020 la capacidad de las ciudades en aspectos cruciales de la competitividad como salud, mercado laboral o educación.

Francisco Miranda Hamburger
Director de Portafolio
POR:
Francisco Miranda Hamburger
octubre 08 de 2021
2021-10-08 12:04 a. m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2019/09/16/5d7ff0bcd1bd5.png

El pasado martes el Consejo Privado de Competitividad y la Universidad del Rosario lanzaron su Índice de Competitividad de Ciudades (ICC) de 2021. Este tipo de mediciones ayudan a construir una fotografía de la situación competitiva, ya no del país en conjunto, sino de las regiones y sus desafíos locales, así como de las brechas que separan a las 32 capitales del territorio nacional.

La metodología del Índice está conformada por cuatro factores de análisis -condiciones habilitantes, capital humano, eficiencia de los mercados y ecosistema innovador-, 13 pilares -que incluyen desde instituciones y mercado laboral hasta innovación y entorno para los negocios- y 104 indicadores de fuentes ‘duras’.

Como era de esperarse el choque de la pandemia del coronavirus impactó notoriamente las mediciones de las urbes. El desempeño competitivo cayó en siete de los 13 pilares: instituciones, infraestructura y equipamiento, adopción TIC, salud, educación básica y media, mercado laboral y sistema financiero. Más aún, 15 de las 32 ciudades, casi la mitad, redujeron sus calificaciones.

El listado general es encabezado por Bogotá y Medellín y concluye con Mitú. Las diez capitales líderes mantuvieron sus respectivas posiciones: la capital de la República, la de Antioquia, Tunja, Cali, Bucaramanga, Manizales, Barranquilla, Pereira, Armenia y Popayán. A pesar del impacto de la crisis, seis ciudades mejoraron su ranking: Ibagué, Yopal, Sincelejo, Arauca, Puerto Carreño e Inírida.

La metodología del ICC permite asimismo conocer el desempeño urbano dentro de los distintos pilares y esferas económicas. Por ejemplo, Tunja se destaca como la ciudad con mayor competitividad en la adopción TIC -por el número de matriculados y graduados en programas TIC- mientras Arauca es líder en materia de evaluación de sostenibilidad ambiental. Manizales así como Bucaramanga resaltan en las mediciones de Educación Superior y formación para el trabajo. Medellín, por su parte, encabeza en el pilar de la innovación.

Esto implica que, aunque Bogotá obtenga el mayor puntaje global como la ciudad más competitiva, la mirada más local de la ICC permite reconocer y destacar dinámicas específicas en distintas capitales para diversos pilares e indicadores. Asimismo el análisis regional del reporte contribuye a identificar las dimensiones en las que las urbes registran resultados positivos como los aspectos en los que hay brechas por cerrar. En otras palabras, el Índice de Competitividad de Ciudades aporta un enriquecido mapa de pilares e indicadores en distintos aspectos de la situación de competitividad urbana que constituyen una valiosa guía para el diseño de políticas públicas locales.

Los mandatarios de las 32 capitales de Colombia cuentan con un insumo técnico y comparado que alimenta los necesarios esfuerzos para avanzar en la mejora de esta fotografía.

El covid-19 minó en 2020 la capacidad de las ciudades en aspectos cruciales de la competitividad como salud, mercado laboral o educación. La reactivación en cada capital debe incorporar estos análisis de brechas para diseñar estrategias más específicas y enfocadas para la segunda mitad de los mandatos locales.

FRANCISCO MIRANDA HAMBURGER
framir@portafolio.co
Twitter: @pachomiranda

Destacados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes