Francisco Miranda Hamburger
Editorial

Coronaeconomía en EE. UU.

Las elecciones presidenciales de EE. UU. traen el choque de dos visiones distintas sobre cómo enfrentar la economía que surge de la pandemia.

Francisco Miranda Hamburger
Director de Portafolio
POR:
Francisco Miranda Hamburger
octubre 05 de 2020
2020-10-05 10:30 p. m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2019/09/16/5d7ff0bcd1bd5.png

Hace una semana se llevó a cabo el primer debate de las elecciones presidenciales de Estados Unidos entre el presidente Donald Trump y su contendor, el ex vicepresidente Joseph Biden.

Desafortunadamente en este primer cara a cara entre los principales candidatos a la Casa Blanca, lo que primaron fueron los insultos, las interrupciones, los ataques personales y, en muchos casos, la información inexacta y flagrantemente falsa.

Por esa razón este escenario político no fue el indicado para que quedaran en evidencia los distintos caminos que Trump y Biden ofrecen a los estadounidenses para salir no solo de la pandemia del coronavirus sino de la crisis económica desatada por ella.

Es tradición que la economía sea un aspecto crucial dentro de las campañas presidenciales en Estados Unidos. Si bien no es el tema prioritario y de mayor preocupación en cada ciclo electoral, su presencia dentro de la agenda prioritaria está siempre garantizada.

De hecho, hasta la irrupción del coronavirus en marzo, el balance económico tenía un lugar destacado en la estrategia de la campaña reeleccionista de Trump.

Más allá de las exageraciones y falsedades que suele manifestar el primer mandatario estadounidense, los resultados en materia de desempleo, crecimiento y otros indicadores bursátiles, lo respaldaban hasta el primer contagio del virus. La tasa de desocupación llegó al 3,5 por ciento, la más baja registrada en más de 50 años.

También es cierto que en los tres primeros años de la administración Trump, la economía de Estados Unidos creció a un promedio de 2,5 por ciento anual en comparación con el 2,3 por ciento de los últimos tres años del gobierno Obama.

En otros indicadores como el Dow Jones, los salarios reales y la reducción de pobreza, la Casa Blanca puede mostrar tendencias positivas que continuaron el ritmo que ya venía de la administración anterior.

La pandemia descarriló esa agenda económica de Trump- Trumponomics como le dicen en inglés- basada en los recortes de impuestos corporativos, desregulación, proteccionismo y guerra comercial contra China. En vez de continuar con esas tendencias, Estados Unidos ha experimentado en los últimos siete meses una “coronaeconomía: el choque y las consecuencias económicas de la pandemia. Esto ha desatado la peor contracción del país del norte registrada prácticamente desde la Gran Depresión.

A pesar de una recuperación en julio y agosto, EE.UU. sufrió la peor tasa de desempleo en 80 años. Trump es el presidente que enfrenta la peor desocupación- 7,9 mes por ciento- a un mes de su reelección en más de 60 años.

Las fórmulas de los dos candidatos para superar los choques de la economía de la pandemia no son las mismas. Mientras el presidente Trump le apuesta a su receta de recortes de impuestos a las empresas y un plan de estímulos más pequeño, Biden propone un agresivo paquete de gasto público y un aumento en los tributos corporativos de siete por ciento.

El mensaje del presidente republicano ha sido que el plan de los demócratas dañaría la economía por las subidas de impuestos y mayor gasto. No obstante, la intención de Biden de inversiones públicas en infraestructura, energías renovables, educación, política social sería, para muchos analistas, un camino para incentivar el crecimiento económico.

Por ejemplo, Goldman Sachs y Moody´s Analytics han afirmado que una victoria demócrata se traduciría en más de 7 millones de puestos de trabajo adicionales, mayor crecimiento económico y un ligero aumento de ganancias empresariales. Hasta el presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, ha defendido mayor gasto. Biden parecería estar ganando ese pulso.

Recomendados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes