Francisco Miranda Hamburger
Editorial

Cuarentena de muñeca rusa

Por su alto costo social y económico, y la fatiga de la ciudadanía, los confinamientos totales deben seguir siendo el último recurso contra el virus.

Francisco Miranda Hamburger
Director de Portafolio
POR:
Francisco Miranda Hamburger
julio 16 de 2020
2020-07-16 10:08 p.m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2019/09/16/5d7ff0bcd1bd5.png

Ayer no fue un día positivo para la lucha contra el coronavirus en Colombia. El informe oficial del Ministerio de Salud reportó cifras récord de contagios y muertes por covid-19, 8.037 nuevos casos y 215 fallecimientos en un día.

En las últimas semanas, la propagación de la pandemia en el territorio nacional ha tomado un alarmante ritmo de crecimiento. Al aumento de los enfermos se suma la preocupación por el alto porcentaje de ocupación de las unidades de cuidados intensivos (UCI). Por ejemplo, en Bogotá este nivel está alrededor del 90 por ciento.

Este deterioro de los indicadores epidemiológicos ha llevado a distintas ciudades y regiones del país a instaurar, para todos los efectos, regresos a las cuarentenas que se vivieron en abril pasado.

Esta semana, la capital de la República comenzó con confinamientos rotativos por bloques de localidades, mientras que, durante el puente festivo, Medellín y el Valle de Aburrá retornarán al encierro.

Medidas restrictivas como toques de queda y ley seca se aplicarán también en Barranquilla, el departamento de Atlántico, Cartagena y Cali.

En otras palabras, muchos colombianos viven hoy aislamientos localizados y cortos dentro de la cuarentena inicial, declarada por el Gobierno Nacional. Como lo publicó un agudo comentarista en la red social Twitter, cuarentenas como ‘matrioshkas’, esas muñecas tradicionales rusas que llevan dentro una muñeca idéntica pero más pequeña y así en varias iteraciones.

Hoy se cumplen 115 días de la instauración de la primera cuarentena total nacional. Como lo afirmó ayer el presidente, Iván Duque, Colombia ha experimentado “uno de los aislamientos obligatorios más largos del mundo”.

Los costos sociales y económicos del confinamiento en el país han sido muy elevados. Fedesarrollo calculó que el primer mes de cuarentena costaría entre 48 y 65 billones de pesos, sin contar las pérdidas asociadas al cierre de empresas y la destrucción de empleos.

De acuerdo al Dane, la actividad económica colombiana cayó más del 20 por ciento en abril, mientras que las tasas de desempleo se han prácticamente duplicado a más del 21 por ciento y más de 4,9 millones de trabajos se perdieron en mayo.

Los nuevos confinamientos, más sectorizados y temporales, llegan después de varias semanas en proceso de reapertura gradual de las actividades económicas y tras actividades de estímulo como las dos jornadas de días sin IVA.

El aumento de los contagios y la reanudación de varios sectores económicos en simultánea ha mantenido vivo el debate sobre la disyuntiva entre la salud y la economía. De hecho, son ciertos tanto los altos niveles de nuevos casos como las señales positivas de reactivación económica.

Hoy el Dane publicará el Indicador de Seguimiento a la Economía correspondiente a mayo pasado. Este dato ratificaría que las medidas de flexibilización de la cuarentena y apertura gradual detuvieron la caída libre de abril. Los comportamientos de ventas del comercio e industria mejoraron en mayo, aunque sigan en terreno negativo.

El Gobierno Nacional llega al puente del 20 de julio con una creciente presión para regresar a la cuarentena total, en especial en Bogotá. Según cálculos de Fedesarrollo, dos semanas de confinamiento capitalino estricto costarían 7,2 billones de pesos.

Por su alto costo social y económico, y la inocultable fatiga de cuarentena de la ciudadanía, los encierros totales como el de abril no solo deberían ser el último recurso, sino que están perdiendo su efectividad.

Si bien el freno brusco a la reapertura se sentirá en la economía, es perentoria una evaluación de las cuarentenas localizadas antes de cualquier decisión.

Recomendados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes