Francisco Miranda Hamburger
Editorial

Desiguales e inestables

Para Naciones Unidas la creciente desigualdad pone freno a la economía y provoca inestabilidad en la política.

Francisco Miranda Hamburger
Director de Portafolio
POR:
Francisco Miranda Hamburger
enero 23 de 2020
2020-01-23 10:00 p.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2019/09/16/5d7ff0bcd1bd5.png

Hace pocos días, Naciones Unidas publicó el Informe Social Mundial para el 2020 con un duro mensaje de advertencia, tanto para los países ricos como para el mundo en desarrollo.

En palabras de António Guterres, secretario general de esta organización, “las disparidades en los ingresos y la falta de oportunidades están creando un círculo vicioso de desigualdad, frustración y descontento intergeneracional”.

Este reporte global, elaborado por el Departamento de Asuntos Económicos y Sociales de la ONU, advierte no solo que las desigualdades están aumentando y alcanzando niveles históricos, sino también que varios fenómenos globales están ampliando esas brechas.

Por ejemplo, el surgimiento y consolidación de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación son hoy en día un catalizador de mayor disparidad entre los habitantes del planeta. Las tecnologías han incursionado en múltiples sectores con gran impacto social como la salud, la educación, la movilidad, la alimentación e incluso el empleo.

No obstante, a la par que las innovaciones benefician estos sectores y traen mejoras a los ciudadanos, muchísimas personas pobres no pueden acceder por la llamada “brecha digital”. Solo un quinto de los habitantes de países subdesarrollados tienen conexión a internet. Por ejemplo, en Colombia se calcula que el 50 por ciento de la población no tiene acceso a banda ancha.

No hay sector en el que la distancia entre ganadores y perdedores se note más que en el de la tecnología. Mientras los trabajadores cualificados aprovechan las innovaciones para actualizar sus habilidades, la creciente automatización y las plataformas colaborativas presentan desafíos complejos al mundo del trabajo y de las relaciones laborales.

Otros fenómenos a considerar son el cambio climático y las migraciones. Naciones Unidas resalta que aunque todo el planeta sufre el aumento de emisiones y de temperaturas, los impactos se experimentan con mayor severidad en las naciones tropicales y más pobres. En otras palabras, el cambio climático empobrece aún más a los países más desposeídos.

En cuanto al impacto social de las migraciones en temas de desigualdad, Colombia ha experimentado un duro choque en años recientes con la llegada de más de 1,5 millones de venezolanos. Si bien la respuesta institucional del Estado ha frenado la xenofobia e integrado humanitaria y económicamente a los migrantes, la magnitud de la migración está desbordando los limitados recursos públicos y ejerciendo una insoportable presión sobre los programas sociales.

Más de dos tercios de la población mundial, concluye el informe, habitan hoy en sociedades donde la desigualdad está en alza. Esta tendencia es aún más impactante si se tiene en cuenta que incluye países en los que el crecimiento del PIB ha sido notable y cuyas economías han experimentando bonanzas.

En el caso de América Latina, y Colombia, los años recientes fueron testigos de una dramática y rápida reducción no sólo de los niveles de pobreza sino también los de desigualdad. Sin embargo, este ritmo de reducción ha venido frenándose y amenaza con borrar tan importantes ganancias de política social.

Por último, esa creciente desigualdad de ingresos no sólo impacta el dinamismo económico sino también despierta la inestabilidad política. La mayoría de las expresiones de descontento social que hoy experimentan muchas naciones tienen un telón de raíces socioeconómicas y comparten incluso preocupaciones como el empleo, el sistema pensional, la educación, entre otros.

El reto está en que en esa política inestable está la clave para que la migración, la tecnología y el cambio climático se conviertan en fuerzas de equidad social.

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes