Ricardo Ávila

El diagnóstico del FMI

Ricardo Ávila
Director de Portafolio
POR:
Ricardo Ávila
enero 22 de 2014
2014-01-22 12:19 a.m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/09/56ba4e7b94041.png

Aquello de que siempre que se le consulte a un médico es bueno tener una segunda opinión, quedó demostrado otra vez ayer después de que los ‘doctores’ del Fondo Monetario Internacional emitieron su diagnóstico sobre la salud de la economía global.

El veredicto fue muy similar al expresado hace una semana por el Banco Mundial, en el sentido de que las cosas están mejorando para el planeta, pues los pronósticos sobre el crecimiento son ahora superiores a los dados a conocer en octubre pasado.

La razón no es otra que el repunte experimentado por las naciones industrializadas que, ahora sí, parecen estar saliendo definitivamente de la época de ‘vacas flacas’ que comenzó a finales del 2008 cuando estalló la crisis financiera.

No todos los ricos, a decir verdad, tienen signos vitales favorables y más de uno está en riesgo de una recaída, pero los escenarios catastróficos del pasado reciente son cada vez menos probables.

De tal manera, Estados Unidos ha acelerado el paso y debería tener una expansión cercana al 3 por ciento en su Producto Interno Bruto este año. La mejora en el ánimo de los consumidores ha impulsado la demanda interna, lo cual sirvió para que la tasa de desempleo se ubique por debajo del 7 por ciento.

Adicionalmente, la polarización política en el Congreso –que en su momento fue considerada como un factor muy dañino– ha tenido menos impacto del que se creía y, de hecho, la semana pasada hubo humo blanco en torno al presupuesto.

Por su parte, Europa salió de la recesión, aunque todavía no ha recuperado el camino perdido en el lustro pasado y probablemente se demore varios años en hacerlo.

Las proyecciones sobre su PIB son de una subida de 1 por ciento en el 2014 y del 1,4 en el 2015, tasas muy mediocres, que, al menos, no son negativas. A su vez Japón anda a una velocidad ligeramente mayor, por cuenta de las políticas expansionistas impulsadas por Shinzo Abe.

La combinación de tales fuerzas debería elevar el crecimiento de los países desarrollados al 2,2 por ciento este año, frente al 1,3 por ciento del pasado, según el FMI.

La expectativa es que la tendencia sea ascendente, si los riesgos que han sido identificados no se materializan. Entre estos se encuentran los temas fiscales en Washington, una deflación en el Viejo Continente o la falta de voluntad en Tokio para sacar adelante una serie de reformas estructurales pendientes.

Mientras ello ocurre, las economías emergentes deberían mantener el paso y seguir expandiéndose a más del 5 por ciento anual.

Una vez más, China será la locomotora más vigorosa, al lograr tasas superiores al 7 por ciento, aunque tampoco le irá mal a India o África subsahariana.

En cambio, América Latina se ve menos bien, particularmente a los ojos del Fondo Monetario que es menos optimista que el Banco Mundial. Y es que no solo el primero calcula que el alza en el PIB escasamente llegará al 3 por ciento este año, sino que la apuesta es inferior a la de hace cuatro meses.

Una de las causas de que el panorama se haya oscurecido para la región es Brasil, pero también se cree que la baja en los precios de los bienes primarios golpeará a los exportadores de tales productos, como es el caso de Colombia.

A lo anterior hay que agregar el que se considera como el peligro mayor.

Este es el de una alta volatilidad en los flujos financieros, como consecuencia del cierre gradual de las llaves de la liquidez por parte del Banco de la Reserva Federal estadounidense. Un apretón muy fuerte puede ocasionar salidas rápidas de capitales con efectos sobre la tasa de cambio y los mercados locales de valores, algo que empieza a insinuarse en el país.

Por tal razón, así los especialistas emitan un concepto más optimista sobre la economía mundial, vale la pena tener en cuenta que los riesgos de un contagio son para nosotros un poco más elevados que antes.

Ricardo Ávila Pinto

ricavi@portafolio.co

Twitter: @ravilapinto

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado