Ricardo Ávila

De doble vía

Ricardo Ávila
Director de Portafolio
POR:
Ricardo Ávila
marzo 31 de 2013
2013-03-31 10:09 p.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/09/56ba4e7b94041.png

Las encuestas más recientes indican que los colombianos son hoy día menos optimistas con respecto al país, pero, a juzgar por los flujos de capitales, ese sentimiento no es compartido en otras latitudes.

Así lo dejó en claro el Banco de la República la semana pasada, cuando dio a conocer los datos de la balanza de pagos para el 2012, en la cual se condensan nuestras relaciones económicas con el exterior.

Según la entidad, la inversión extranjera directa neta llegó a un máximo histórico de 15.823 millones de dólares, suma que equivale al 4,3 por ciento del Producto Interno Bruto.

La cifra es resultado de ingresos por 36.325 millones de dólares y salidas que ascendieron a 20.502 millones, por reembolsos. Además, representa un incremento del 18 por ciento, un salto notable que nos confirma como uno de los destinos preferidos de América Latina, muy cerca de Chile y apenas por debajo de Brasil y México.

No siempre fue así.

Al comenzar el siglo, sin ir más lejos, los montos que recibía Colombia por este concepto eran mucho menores, como los 2.134 millones de dólares registrados en el 2012.

Sin embargo, en la medida en que las condiciones de seguridad cambiaron, junto con el tamaño del mercado interno y el escenario de precios de los productos básicos, aparecieron compañías con intereses en los más variados sectores.

Esa dispersión persiste. Si bien la mayor parte de la tajada sigue estando en el ramo de petróleo y minería, con un 48 por ciento del total, en el 52 por ciento restante se ubican la industria (13 por ciento), el sector financiero (11 por ciento), el transporte (11 por ciento) y el comercio (10 por ciento).

Por ello, se puede hablar de actividades orientadas a la exportación, al igual que al consumo interno.

Semejante evolución tiene mucho de positivo.

En la medida en que la inversión sube se fortalecen la base productiva, la generación de empleo, la transferencia de tecnología y la llegada de prácticas administrativas más modernas.

No obstante, es necesario recordar que dichos recursos no son gratuitos y que quienes los traen esperan generar ganancias y repatriarlas.

El año pasado los egresos por cuenta de utilidades subieron a 16.175 millones de dólares, con lo cual alguien podría decir que el negocio del país es malo pues lo que llega de una manera, se va de otra.

En tanto que los capitales acumulados sigan creciendo, es previsible que las sumas que salgan, también.

En respuesta, los conocedores señalan que el tema no se puede reducir a unas pocas sumas y restas.

La experiencia de otras sociedades revela que una vez alcanzado un nivel de flujos alto, este oscila pero no se detiene, a menos que sobrevengan circunstancias dramáticas.

Por otra parte, vale la pena tener en cuenta que las cosas empiezan a ser de doble vía.

Si algún cambio importante ha tenido lugar en épocas recientes es la inversión directa de empresas colombianas en el exterior, que en el 2011 alcanzó un récord de 8.564 millones de dólares, destinados a los ramos financiero, minero, energético, de construcción y alimentos.

Ese despegue fue más moderado el año pasado, cuando los giros bajaron a 4.144 millones de dólares, pero en lo que va de este se nota una nueva dinámica de compras, la cual depende de las oportunidades que se presentan y que se ve alimentada por menores primas de riesgo a la hora de endeudarse.

Aun así, se registraron ingresos por 3.638 millones de dólares, lo que representa un 34 por ciento más.

Tal evolución confirma que rasgarse las vestiduras porque el país es un destino atractivo para los inversionistas es una actitud miope, tanto como la de criticar aquellas sociedades que prueban suerte en otras naciones.

En un mundo globalizado, lo que sirve es promover el intercambio. Y eso no solo se circunscribe a los bienes, sino a los capitales.

Ricardo Ávila Pinto

ricavi@portafolio.co

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado