Francisco Miranda Hamburger
Editorial

Economía de dos caras

Es peligroso que un sector de la sociedad sienta optimismo económico mientras entre los ciudadanos cunda el pesimismo.

Francisco Miranda Hamburger
Director de Portafolio
POR:
Francisco Miranda Hamburger
marzo 04 de 2020
2020-03-04 09:42 p. m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2019/09/16/5d7ff0bcd1bd5.png

El año pasado fue un ejercicio positivo para la economía colombiana. Sin negar fenómenos como el alto desempleo y otras alertas macroeconómicas, el país creció por encima del tres por ciento y eso se nota en muchos indicadores y perspectivas sectoriales.

No obstante, el entorno político, el descontento ciudadano que evidenciaron las protestas de finales del año pasado y la crisis institucional alimentan un pesimismo colectivo que reflejan las encuestas de opinión pública.

De manera simultánea, el ambiente que se respira en muchos sectores económicos es mucho más positivo que el que siente en el colombiano del común.

No son pocas las cifras que reflejan estas dos caras de la misma economía nacional. Una es la visión optimista, con buenas perspectivas, que manejan comerciantes e industriales.

La otra viene dada por la percepción negativa de los ciudadanos frente al manejo de las finanzas nacionales y de muchas otras políticas sociales y económicas.

Por ejemplo, los índices de Confianza Comercial e Industrial de Fedesarrollo registraron mediciones muy positivas para el pasado mes de enero. La confianza de los comerciantes llegó al 32,3 por ciento, el máximo valor registrado desde el año 2006.

Por el lado de los industriales, el indicador de confianza registró un 12,2 por ciento. Ambos indicadores marcaron tendencias positivas. De hecho, el 66,8 por ciento de fabricantes reportó en enero que presupuestan un aumento de la inversión este año en comparación con el 2019.

A estos sondeos de percepción se suman los datos que la economía ha generado como balance positivo del año pasado. Por ejemplo, el Banco de la República reportó que la inversión extranjera directa creció un 25 por ciento en 2019, 14.493 millones de dólares, la cifra más alta en seis años. Balances sectoriales como los del turismo, hotelería y consumo son asimismo positivos y algunos con datos récord.

Sin ignorar las alertas y los lunares de este dinamismo económico -incluido que su nivel es insuficiente para crear los empleos necesarios- la otra cara, la del pesimismo colectivo, también tiene datos.

A pesar del positivo desempeño económico de Colombia en comparación con América Latina, la más reciente encuesta Gallup, correspondiente a febrero, pinta una fotografía pesimista que no se puede ignorar.

El 73 por ciento de los encuestados cree que la economía está empeorando, así como uno de cada cinco piensa que el poder adquisitivo y la economía son el principal problema.

Es justo reconocer que también hay datos que generan optimismo. Por ejemplo, en el mismo sondeo Gallup, la pregunta sobre la satisfacción con el estándar de vida experimentó un positivo rebote post-paro. El 55 por ciento de los colombianos está contento con las cosas que puede comprar y hacer. El índice de confianza del consumidor de Fedesarrollo, si bien está en terreno negativo, también tuvo una mejoría después de las protestas de fin de año.

Otros datos confirmarían que, sin minimizar el impacto del desempleo, los hogares colombianos no solo tuvieron un buen dinamismo de consumo en 2019, sino que lo continuarán este año. La llegada de remesas y el consumo de los hogares, incluso vía créditos, mantendrían su alto crecimiento real, aunque un poco menor al del 2019.

Esta percepción de dos caras del desempeño económico constituye no solo un obstáculo en la narrativa económica del Gobierno, sino también una alerta que merece la mayor atención.

El Gobierno, sectores económicos, dirigencia política y los ciudadanos deben trabajar para que, sin negar los retos de la economía, se recupere la confianza. Al final, esta es el mejor antídoto contra el pesimismo.

Destacados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes