Francisco Miranda Hamburger
Editorial

El fin del sueño

Los millones de colombianos de clase media requieren de una estrategia de protección centrada en empleo, salud, capacitación y mipymes. 

Francisco Miranda Hamburger
Director de Portafolio
POR:
Francisco Miranda Hamburger
octubre 27 de 2020
2020-10-27 09:55 p. m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2019/09/16/5d7ff0bcd1bd5.png

Aunque el choque socioeconómico más preocupante de la pandemia es el inevitable aumento de la pobreza tanto en Colombia como en América Latina, esta no es la única categoría de ingresos que sufrirá un duro impacto.

La reducción del porcentaje de población bajo la línea de pobreza ha sido uno de los logros económicos y sociales más importantes de los últimos 15 años en la región. Más de 60 millones de personas en el subcontinente salieron de esta condición e ingresaron las clases medias -vulnerables y consolidadas-.

Colombia no es la excepción. Entre 2012 y 2018, la pobreza en el país pasó del 40,8 por ciento al 34, 7 por ciento. Mientras los vulnerables -aquellos que sin estar en pobreza monetaria, sus ingresos no aguantan un choque- aumentaron 3,3 por ciento, la clase media subió 2,7 por ciento.

La fotografía colombiana de 2019, publicada por el Dane hace unas semanas, no solo refleja la imagen más reciente antes del choque histórico de la pandemia, sino también muestra que la tendencia de reducción de la pobreza en el país se había quebrado.

La instantánea nacional muestra un 35,7 por ciento de población pobre, 31,3 por ciento en el rango de vulnerables, 30,4 por ciento en la clase media y un 2,6 por ciento en la clase alta. A nivel urbano, Manizales, Bogotá y Medellín cuentan con casi la mitad de sus habitantes en la clase media, mientras que en Cúcuta, Riohacha y Quibdó apenas supera el 20 por ciento.

Hablar de clases sociales y los rangos de ingresos que las definen técnicamente siempre será un tema espinoso. La mayoría de los hogares define la pertenencia a estas categorías por muchos factores distintos a los ingresos, como el acceso a ciertos bienes o servicios.

De hecho, muchos hogares con ingresos que técnicamente los ubican en las clases medias se consideran pobres, y otros de altos ingresos se enorgullecen de su origen de clase media.

Más allá de estas percepciones sociales, lo cierto es que la pandemia golpeará con dureza a la clase media colombiana. Las razones son tanto coyunturales, asociadas al choque del coronavirus, como estructurales. Como lo afirmó el informe de la Cepal publicado ayer, la covid-19 “ha evidenciado problemas estructurales de América Latina y el Caribe”.

Uno de ellos, con gran impacto en la exposición de las segmentos vulnerables y medias en Colombia y la región, son los elevados niveles de informalidad y desprotección social y laboral. Un buen número de hogares de clase media en el país está conformado por trabajadores informales, independientes, por cuenta propia, pequeños y microempresarios, empleados de estas mipymes formales e informales.

El impacto a un amplio sector terciario y de servicios, así como la parálisis de actividades comerciales, frenó de improviso los ingresos de millones de colombianos y expuso sus vulnerabilidades tanto económicas como sanitarias.

Los cálculos iniciales que miden la magnitud de este impacto, incluyendo datos del documento Conpes de reactivación económica del Gobierno, estiman un rango de entre dos y cuatro millones los colombianos expulsados de la clase media por la pandemia.

Aunque comparte aspectos del choque con la población pobre, la clase media nacional requiere de una estrategia de protección centrada en sus características propias. En esta agenda no pueden faltar los programas de subsidios a la nómina para proteger los puestos de trabajo, así como capacitación laboral y el fortalecimiento de la educación terciaria y superior para jóvenes.

La desprotección de la clase media debe mitigarse en materia de salud, así como en el fortalecimiento y la ayuda a las pequeñas y microempresas formales e informales. El sueño no debe terminar para todos esos millones de hogares.

Francisco Miranda Hamburger
framir@portafolio.co
Twitter: @pachomiranda

Recomendados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes