close
close
Francisco Miranda Hamburger
Editorial

El Metro debe seguir

Tras más de siete décadas de espera y frustraciones, Bogotá avanza en la construcción de este proyecto que se convertirá en eje de movilidad urbana.

Francisco Miranda Hamburger
Director de Portafolio
POR:
Francisco Miranda Hamburger
noviembre 09 de 2022
2022-11-09 09:18 p. m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2019/09/16/5d7ff0bcd1bd5.png

La Primera Línea del Metro de Bogotá (PLMB) es una de las principales obras de infraestructura que están en estos momentos desarrollándose en Colombia tanto por la magnitud de su inversión como por su impacto en la capital de la República. Tras más de siete décadas de espera y frustraciones, el Distrito avanza en la construcción de este proyecto que se convertirá en el eje de la movilidad urbana.

La PLMB no sólo ya está contratada, sino que ya la empresa Metro de Bogotá reportó recientemente un ritmo de un 17 por ciento más de lo originalmente planeado en términos de obligaciones del concesionario, la gestión predial y el traslado anticipado de redes. En agosto pasado comenzaron los trabajos en el patio taller en Bosa con un 55,6 por ciento de ejecución, así como en el intercambiador de la calle 72 con Caracas, con un 4,8 por ciento.

A lo anterior se añade un largo recorrido de acuerdos y compromisos entre la Nación y el Distrito frente a la cofinanciación y las definiciones técnicas de la megaobra. De hecho, ya están aprobados los préstamos billonarios con tres bancos multilaterales requeridos para darle luz verde y cierre financiero a un proyecto de semejante envergadura. Además, la administración de la alcaldesa Claudia López hereda la iniciativa y se juega a fondo por ella.

Ante este ritmo adquirido y los reportes de avance, la petición del presidente Gustavo Petro para que el consorcio chino evalúe la factibilidad de construir bajo tierra un tramo despierta alertas y preocupaciones. En primer lugar, el tramo en cuestión, nueve kilómetros a lo largo de la avenida Caracas, podría desatar, de aprobarse su construcción subterránea, altos sobrecostos que superan los 5 billones de pesos- un cuarto de todo lo que recaudará la recién aprobada reforma tributaria.

Segundo, insertar un pedazo bajo tierra a una línea elevada no está incorporada en el contrato actual con el consorcio chino constructor y generará inevitablemente serias alteraciones en los diseños, los cronogramas, la estructura de los costos, las demoras, las negociaciones y demás riesgos y retos de ingeniería. En tercer lugar, a las disrupciones financieras y técnicas del pedido presidencial se deben añadir las consideraciones jurídicas, de gran peso e importancia en un contrato de esta magnitud y complejidad.

Abrir nuevamente la discusión de los detalles del proyecto y ponderar modificaciones tan drásticas, como pasar de elevado a subterráneo, golpea de manera directa la credibilidad de la Nación y de la alcaldía de Bogotá. Por último, fueron precisamente los pulsos entre dirigentes políticos- que derivaban en el ordenamiento de “nuevos estudios”- los que pospusieron por décadas el sueño de la capital de contar con un metro.

Como telón de fondo de esta grave alerta sobre el futuro de esta obra crucial para la movilidad bogotana está la preferencia abiertamente conocida del presidente Petro de la opción subterránea. Por años, antes de ganar la Casa de Nariño, el primer mandatario ha criticado sin descanso la decisión de las administraciones distritales de escoger una Primera Línea elevada.

Que los capitalinos se pregunten entonces si la petición de Petro responde más a un capricho político que a una verdadera necesidad técnica del proyecto no debe sorprender a nadie. En especial cuando este proyecto de metro ha sido el que más ha avanzado en la historia de la ciudad. El presidente Gustavo Petro y la alcaldesa Claudia López son dos de los políticos más exitosos de Bogotá en los últimos años. Ambos deberían continuar la obra de la Primera Línea como está hoy aprobada y financiada, y enfocarse en estructurar la segunda.

FRANCISCO MIRANDA HAMBURGER
framir@portafolio.co
Twitter: @pachomiranda

Destacados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes