DOMINGO, 14 DE ABRIL DE 2024

Noticias económicas de Colombia y el mundo

Carlos

Nuestra Política de Tratamiento de Datos Personales ha cambiado. Conócela haciendo clic aquí.

close
Francisco Miranda Hamburger
Editorial

El problema es de ejecución

Es momento de que el gobierno Petro deje tranquilo el Presupuesto y se dedique a ejecutar sus programas, mejorar su gestión y respetar compromisos.

Francisco Miranda Hamburger
Director de Portafolio
POR:
Francisco Miranda Hamburger

No se había terminado de secar la tinta en la firma del decreto de yerros que expidió el Ministerio de Hacienda para corregir las inconsistencias en el Presupuesto de la Nación, cuando ya la cartera de las finanzas públicas anunciaba para comentarios otro decreto que está desatando nuevamente temores e incertidumbre. Se trata de un documento en el que se le otorgarían al presidente de la República nuevos poderes para incidir en la aprobación de los proyectos de inversión del Gobierno Nacional.

El ‘borrador’ del decreto, en consultas con la ciudadanía, establece que “cuando se trate de proyectos de inversión, las entidades que hacen parte del Presupuesto General de la Nación, una vez que obtengan el concepto previo y favorable del Departamento Nacional de Planeación, deberán solicitar la conformidad del Presidente”. Además, esta aprobación del mandatario aplica para “autorizaciones de vigencias futuras o su reprogramación y traslados presupuestales”.

En otras palabras, la certidumbre y la confianza que se ganó por medio del decreto de yerros que aseguró los recursos en 2024 por $13 billones en 108 proyectos, se enrarece a los pocos días. Otra vez el Gobierno, y el propio presidente, Gustavo Petro, insisten en su equivocada intención de crear instancias donde la discrecionalidad y el capricho del mandatario decidan si se cumplen o no los compromisos adquiridos por el Estado o si se le gira o no, o si se le recorta, a las empresas que construyen estas obras de infraestructura.

El ministro de Hacienda, Ricardo Bonilla, al parecer, le es imposible decirle que no al presidente de la República y salió a defender el espíritu de este decreto como un instrumento para mantener al mandatario “informado de qué es lo que hay en los proyectos de inversión”. Causa incredulidad que la cabeza del equipo económico del Gobierno desconozca tan flagrantemente la arquitectura institucional, técnica y legal que acompaña la conformación del Presupuesto General y la definición de los proyectos de inversión.

Si el jefe del Estado no está “informado” por vía Conpes o su delegación en el Confis o simple curiosidad de cómo se materializan sus discursos, no es un problema de meterle más discrecionalidad y subjetividad política a un proceso técnico y legal. Lo que confirma esta peligrosa insistencia del presidente Petro y el ministro Bonilla de alterar el Presupuesto y violentar los compromisos de las vigencias futuras es el irrespeto al actual proceso y la clara manifestación de estar por encima de las normas y de las instituciones.

Queda claro que el escándalo de los $13 billones de recursos públicos en vilo por irregulares partidas globales en el Presupuesto -revelado por Portafolio- no fue el producto de errores ni vacíos o inconsistencias. Evitar la desagregación de esas destinaciones refleja entonces el deseo abierto y actual de la Casa de Nariño de desconocer los compromisos frente a estos proyectos de inversión y definir, cual premio o castigo, a cuáles obras y cuánto girar, en una alarmante señal de inseguridad jurídica para el sector de infraestructura.

La incertidumbre que está generando el gobierno Petro sobre el modelo de concesiones y construcción de grandes obras será muy difícil de restaurar. ¿Cómo confiar en una administración que firma un decreto para corregir las asignaciones específicas y recibe el respaldo público de la Cámara Colombiana de la Infraestructura y demás gremios y, pocos días después, impulsa una norma que irrespeta de nuevo las vigencias futuras y levanta semejante manto de duda?

Es momento de que el gobierno Petro deje tranquilo el Presupuesto y se dedique a ejecutar sus programas, mejorar su gestión y respetar los compromisos.

FRANCISCO MIRANDA HAMBURGER
framir@portafolio.co
X: @pachomiranda

Destacados

Más Portales

cerrar pauta

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes