close
close
Francisco Miranda Hamburger

El pulso del pesimismo

A pesar de la innegable reactivación de las actividades económicas, los hogares siguen con preocupaciones y visiones negativas frente al  futuro.

Francisco Miranda Hamburger
Director de Portafolio
POR:
Francisco Miranda Hamburger
junio 23 de 2022
2022-06-23 09:53 p. m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2019/09/16/5d7ff0bcd1bd5.png

El Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane) publicó la vigesimotercera ronda de la encuesta Pulso Social correspondiente al pasado mes de mayo. Esta medición surgió en medio de la pandemia del coronavirus para “medirles el pulso” -vía percepción de la economía y bienestar subjetivo- a la forma cómo los hogares se están sintiendo y los problemas que están enfrentando día a día.

Estos recientes resultados -la recolección se dio entre el 8 de mayo y el 13 de junio- ratifican que, si bien la confianza del consumidor se ha mantenido estable durante este año en las 23 ciudades capitales, los hogares sostienen asimismo una visión no muy positiva de su situación económica tanto actual como en los próximos 12 meses. De hecho, mientras el 45,2 por ciento de los hogares considera que están “peor y mucho peor” que hace un año, solo el 15,9 por ciento cree que está “mejor y mucho mejor”.

En términos de la percepción sobre la economía del país, el 67, 8 por ciento cree que está peor que hace un año y solo el 19,1 por ciento piensa que en los próximos 12 meses la situación económica nacional estará “mejor y mucho mejor”. Estas percepciones contrastan abruptamente tanto con el ritmo positivo de crecimiento de la economía colombiana, incluso en comparación con la región latinoamericana, como con el dinamismo de las actividades productivas, que han recuperado en su gran mayoría los niveles previos a la pandemia.

No son pocos los factores que influyen en que la mayoría de los hogares colombianos no perciban de manera favorable la reactivación económica. Uno de ellos es la persistente y disparada inflación que carcome la capacidad adquisitiva, golpea severamente a los más pobres e impide experimentar los beneficios del dinamismo productivo. Por ejemplo, en la misma encuesta de Pulso Social, el 61,1 por ciento de los jefes de hogar en el país considera que en los siguientes doce meses aumentarán “mucho” los precios.

Un nivel parecido afirma que sus posibilidades de comprar ropa, zapatos y alimentos son menores hoy que hace doce meses. Es decir, a pesar de la reactivación de las actividades económicas y la recuperación de alrededor del 95 por ciento de los puestos de trabajo destruidos por la pandemia, la visión del futuro está marcada por el empobrecimiento severo de la crisis. Precisamente esta percepción pesimista generalizada se manifestó claramente en las narrativas políticas que alimentaron la recién concluida campaña presidencial.

Lo anterior no significa que la gestión económica que entregará el gobierno Duque a la entrante administración Petro se deba calificar en sintonía con esas visiones negativas de los hogares. Todo lo contrario, la senda de reactivación de la economía es tangible, ha jalonado crecimiento y empleo, aumentado recaudo y contribuido a cerrar brechas de la pandemia. No obstante, ante la necesidad de crear puestos de trabajo y el duro impacto de los altos precios, el futuro económico se ve más difícil.

Junto a los retos sociales y económicos como el de la sostenibilidad fiscal y la reducción de la pobreza, las altas expectativas de los hogares frente al cambio prometido por el nuevo gobierno de Gustavo Petro constituyen otro desafío similar, que combina las políticas públicas con las percepciones de la opinión pública. El camino para transformar ese pulso pesimista en uno optimista ante el futuro económico vendrá de la ilusión colectiva que encarna el mandatario electo, pero también de las medidas contra la inflación y el aterrizaje de su cambio.

​FRANCISCO MIRANDA HAMBURGER
framir@portafolio.co
Twitter: @pachomiranda

Destacados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes