Ricardo Ávila

A enmendar la plana

Ricardo Ávila
Exdirector de Portafolio
POR:
Ricardo Ávila
junio 28 de 2012
2012-06-28 12:16 a.m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/09/56ba4e7b94041.png

Nadie, ya fuera alguno de los integrantes del equipo económico o de los analistas que le siguen el pulso al país, debería declararse sorprendido por el aumento del 2,8 por ciento en el Producto Interno Bruto reportado por el Dane para el primer trimestre del 2013.

Y es que desde hace semanas era evidente que el dato pintaba mal, tanto por la contracción de la industria –que lleva tres mediciones en rojo– como por el frenazo del comercio o los problemas puntuales de la minería, atribuibles al bajón de 5 millones de toneladas en la extracción de carbón en febrero.

Tampoco es extraordinario que la construcción haya sido el único sector de buen desempeño, entre otras razones porque la base de comparación de un año atrás era muy mala.

Adicionalmente, el capítulo de obras civiles experimentó una buena dinámica, atribuible sobre todo a las inversiones hechas en actividades extractivas, a lo cual se sumó el despegue del ramo edificador, gracias, en buena parte, al programa de 100.000 casas gratis con cargo al Presupuesto Nacional.

Pero, con esa excepción, el balance dista de ser positivo.

Es cierto que el café tuvo un salto del 19 por ciento, pero sin contar el cultivo del grano, el sector agrícola apenas avanzó en 1 por ciento, mientras que el pecuario lo hizo solo en 0,5 por ciento.

Y por el lado de la demanda hay que señalar el pobre desempeño de la inversión, que sigue sin levantar cabeza desde mediados del 2012 y se enciende como una luz de alerta. Así mismo, hay un importante descenso en el consumo de los hogares, al que también hay que prestarle atención. Afortunadamente, el gasto gubernamental ha servido para compensar en parte ese menor ritmo, aunque si el nivel de ejecución hubiera sido más vigoroso, sin duda el contrapeso se habría sentido más.

Por cuenta de esa situación, la economía colombiana se ubica en lugares intermedios entre las más dinámicas de la región. Nos encontramos por debajo de Panamá, Perú, Chile, Uruguay y Argentina. Superamos a Brasil y México, pero el mal desempeño de esas naciones no sirve de consuelo ante el mediocre resultado del primer trimestre.

Ahora, por supuesto, el reto es enmendar la plana. Eso quiere decir, crecer a un promedio del 5 por ciento entre abril y diciembre, con el fin de llegar a la meta oficial del 4,5 por ciento para todo el año. En tal sentido, hay elementos que permiten abrigar algún optimismo, como lo insinúan los ‘retoños verdes’ que se han visto recientemente.

Sin embargo, hay que entender que el país experimenta un cambio de motores. Para decirlo con claridad, si la actividad minero-energética fue el sector líder de la economía desde el 2005, ahora la responsabilidad es de la construcción.

Debido a ello, es de esperar que los estímulos para impulsar la vivienda den resultado, como lo muestra el aumento en las licencias expedidas.

No menos fundamental es la locomotora de la infraestructura que empieza a moverse, pero que necesita alcanzar una velocidad mucho mayor. Igualmente, la ejecución de proyectos financiados con dinero de las regalías necesita aumentar, pues los índices vistos no son satisfactorios.

Todo lo anterior muestra que el Gobierno tiene una gran responsabilidad en lo que viene, pues el comportamiento de la inversión pública es clave. Por lo tanto, es indispensable extremar los controles para que los planes anunciados se cumplan y los ministerios que tienen a su cargo los principales programas hagan su labor.

Un elemento adicional que juega en la ecuación es el precio del dólar, que ayer volvió a devaluarse. El anhelo es que el alza en la tasa de cambio les devuelva a la industria y al agro algo de la competitividad perdida, aunque todavía es muy temprano para concluir que ese elemento va a ser suficiente a la hora de darle un nuevo aire a una economía que aspira a crecer más rápido.

Ricardo Ávila Pinto

ricavi@portafolio.co

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes