close
close
Francisco Miranda Hamburger
Editorial

Esperanza en la frontera

Colombia y Venezuela avanzan en el restablecimiento de relaciones que, en materia comercial y empresarial, abren una ventana que requiere cautela.

Francisco Miranda Hamburger
Director de Portafolio
POR:
Francisco Miranda Hamburger
agosto 30 de 2022
2022-08-30 10:04 p. m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2019/09/16/5d7ff0bcd1bd5.png

Continúan los gobiernos de Gustavo Petro y Nicolás Maduro transitando el camino hacia la formalización de las relaciones entre Bogotá y Caracas. Ya Armando Benedetti, embajador colombiano en Venezuela, fue acreditado en el vecino país mientras Félix Plasencia, designado representante por Maduro, entregará credenciales en los próximos días en Bogotá. A lo anterior se añade la reunión empresarial que se realizó en Cúcuta hace casi dos semanas y que planteó varios caminos para la reintegración comercial.

Además de las consecuencias políticas, humanitarias y de seguridad del retorno de las relaciones diplomáticas binacionales, es necesario incorporar la dimensión empresarial y comercial. Al compartir más de 2,2 miles de kilómetros de frontera Colombia y Venezuela registran una larga historia de intercambio. De los más de US$7 mil millones reportados en 2008, el comercio binacional cayó preso de la fractura política entre Bogotá y Caracas hasta desplomarse a poco más de US$1.300 millones en 2015.

La pandemia hundió el intercambio en 2020 a poco más de US$200 millones. El año pasado, este monto también experimentó una reactivación del 77% para alcanzar US$400 millones. La llegada al poder del presidente Petro y los nuevos vientos en las relaciones colombo-venezolanas han elevado las estimaciones del comercio binacional en este año a entre 800 y 1.200 millones de dólares.

Es innegable el sentimiento de esperanza que albergan hoy a ambos lados de la línea fronteriza tanto líderes políticos y dirigentes gremiales como empresarios y comerciantes. Las expectativas no se limitan a un mayor dinamismo de exportaciones y compras, sino que incluyen la generación de 3.000 empleos. Además, no solo la zona de frontera en Norte de Santander espera esta ruta de reintegración sino también en La Guajira, cuya cámara de comercio propone una zona económica especial, mejorar la infraestructura y atención social a la población wayuu.

La reapertura del mercado venezolano abre sin duda una atractiva ventana de oportunidad para los empresarios colombianos, en especial los productores de alimentos, bebidas, plásticos, materias primas, insumos hoy inaccesibles y otros bienes apetecidos por los vecinos. Se abren asimismo espacios de crecimiento en los sectores del transporte, terrestre y aéreo, de carga y de pasajeros, dentro del retorno de las relaciones. Ya varias aerolíneas con base en Colombia están restableciendo frecuencias con destinos venezolanos. Al fin de cuentas, más de 2,5 millones de ciudadanos del vecino país son inmigrantes actualmente en el territorio nacional que constituyen un mercado.

No obstante, los sentimientos de esperanza y fraternidad no deben ocultar los evidentes riesgos que implicará para las empresas colombianas volver a vender a sus contrapartes venezolanas. No se puede olvidar que el quiebre de las relaciones dejó una multimillonaria deuda de centenares de dólares por expropiaciones y otras situaciones que el lado colombiano tuvo que asumir hace unos años. Las garantías para los pagos es un tema infaltable en la agenda de restablecimiento del comercio binacional.

Por otro lado, el régimen de Maduro ha dejado una profunda huella en la economía venezolana y, en especial, en su capacidad productiva y de compra externa. Venezuela ya no es el mismo socio comercial dinámico de antes de la fractura. Por más señales positivas recientes, el desempeño económico del vecino país es complejo, difícil y con grandes rezagos. En conclusión, esta es una ventana que se abre pero que debe abordarse con extrema cautela.

FRANCISCO MIRANDA HAMBURGER
framir@portafolio.co
Twitter: @pachomiranda

Destacados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes