Ricardo Ávila

‘Hacer fácil cumplir’

Ricardo Ávila
Director de Portafolio
POR:
Ricardo Ávila
octubre 18 de 2013
2013-10-18 03:02 a.m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/09/56ba4e7b94041.png

Que Colombia es un país de evasores es una noticia que no sorprende a nadie. Desde hace rato, los más diversos estimativos confirman que el recaudo en modalidades de impuestos como renta, aduanas, IVA o patrimonio, se encuentra por debajo del potencial de una economía como la nacional. Al respecto hay cálculos de faltantes que oscilan entre los 20 y 40 billones de pesos anuales, lo cual quiere decir que el campo para mejorar en esta materia todavía es amplio.

Pero a tales sumas hay que agregarle otra. Así se desprende del estudio realizado por la Unidad de Gestión Pensional y Parafiscales (UGPP), adscrita al Ministerio de Hacienda, que ayer reveló el monto de lo que se le deja de pagar al sistema de la protección social. Según el trabajo, en el 2012 los empleadores y los propios ciudadanos se ‘olvidaron’ de aportar 14,6 billones de pesos que, frente a los 39,9 billones recaudados, implica un nivel de evasión del 26,8 por ciento.

En general, el fenómeno se encuentra en todas las modalidades de obligaciones. Tanto en pensiones, como salud, riesgos laborales y aportes a las cajas de compensación, Bienestar Familiar y el Sena, se paga menos de lo debido, siendo los tres primeros ramos los que constituyen el grueso del problema.

De acuerdo con la UGPP, el grupo que más responsabilidad tiene en el inmenso agujero que hay -43 por ciento del total- son los llamados ‘omisos’. Este incluye a aquellas personas que tienen ingresos suficientes para hacer contribuciones, pero no las realizan. En el caso de la salud, por ejemplo, es usual encontrar a quienes pertenecen al régimen subsidiado, pero deberían estar en el contributivo.

Un poco más atrás se encuentran los ‘inexactos’. Aquí se clasifican quienes aportan valores inferiores de los que les corresponden. Y la lista la cierran los ‘morosos’, que son quienes no pagan a tiempo, incluyendo a aquellos que se apropian de los descuentos que se le hacen al trabajador, algo que la normatividad penal tipifica como apropiación indebida.

Las causas de tales comportamientos son varias y de diversa índole. En ocasiones, hay pactos verbales entre patronos y empleados para ‘repartirse’ los descuentos que exige la ley, con la idea de que ambas partes hacen un buen negocio. En otras oportunidades, hay una intención de bajar los costos laborales, ante lo cual se abusa de figuras como los contratos de prestación de servicios para funciones que no tienen nada de ocasionales, algo en lo cual el propio Estado tiene una gran responsabilidad.

No obstante, los economistas también señalan que el alto nivel de las contribuciones parafiscales tiene mucho que ver con la elevada evasión. Esa fue, precisamente, una de las motivaciones para que en la reforma tributaria aprobada en diciembre pasado se aligerara en cerca de una cuarta parte el peso de esas cargas. Aun así, el país se encuentra en la categoría de naciones donde el peso de los aportes es todavía alto.

A la luz de esa realidad, hay que preguntarse si la meta que se ha propuesto la UGPP es factible. Esta consiste en disminuir el índice de evasión al 9 por ciento, una tercera parte del actual. Para alcanzar dicho objetivo, el ente plantea el principio de “hacer fácil cumplir y difícil no cumplir”, una propuesta que comprende tanto la persuasión y la invitación a ciudadanos y empresas a pagar lo que les corresponde, junto con una serie de acciones de otro tipo.

Entre estas se encuentran el envío de información a los empleados sobre lo que cancelan sus empleadores o el cruce de bases de datos. No menos importante será la aplicación de sanciones, algunas de las cuales pueden salir muy onerosas y que podrán sorprender a más de una firma.

Pero si el trabajo se hace bien, la sostenibilidad de los regímenes de pensiones y salud -y la propia equidad en el país- se verá mejorada, una opción más atractiva que la de seguir en la realidad actual.

Ricardo Ávila Pinto

ricavi@portafolio.co

Twitter: @ravilapinto

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado