Francisco Miranda Hamburger
Editorial

Fue la economía

Esta sería la razón por la que el Comité del Paro estaría pensando en un cambio de 'táctica y estrategia' para continuar con sus peticiones.

Francisco Miranda Hamburger
Director de Portafolio
POR:
Francisco Miranda Hamburger
junio 11 de 2021
2021-06-11 12:40 a. m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2019/09/16/5d7ff0bcd1bd5.png

Tras 45 días de paro nacional los promotores de las protestas han anunciado que están discutiendo un “cambio de táctica y estrategia”. Este giro implicaría un menor énfasis en marchas y manifestaciones y un mayor desarrollo de otros espacios de presión y de pedagogía de su pliego de peticiones.

Más allá de la nueva orientación de las protestas, esta decisión del Comité del Paro llega a raíz de un desgaste de las movilizaciones generado, entre otros factores, por los bloqueos. Los cierres ilegales de carreteras, en especial en el suroccidente, se convirtieron tanto en un poderoso argumento del Gobierno en su estrategia de diálogo como en un factor de deterioro de la legitimidad del paro ante la opinión pública.

(Vea: Aún mucho por extraer / Opinión de Francisco Miranda Hamburger).

Si bien estas obstrucciones no han debilitado el respaldo de la mayoría de los colombianos a varias demandas sociales del descontento, la insistencia de los promotores de las protestar a justificarlas despertó una oleada de rechazo en amplios sectores de la sociedad. Y no era para menos ya que los impactos de los bloqueos se están sufriendo desde los contenedores en los puertos de exportación hasta los anaqueles de los supermercados pasando por ataques a ambulancias y la Misión Médica.

Los cierres dispararon la inflación en todo el país y, más específicamente, los precios de los alimentos básicos. Los desabastecimientos en el suroccidente se sintieron en los bolsillos y las cocinas de millones de hogares en Valle del Cauca, Cauca, Huila, Nariño y Caquetá. Al bloquear las vías principales, la dinámica económica de esa región del país se desplomó dejando atrás empresas paralizadas, operaciones cerradas y puestos de trabajo en riesgo o destruidos.

(Vea: Mundo optimista, región desigual / Opinión de Francisco Miranda Hamburger).

Solo en los primeros 30 días el paro generó pérdidas de entre 6,1 y 10,8 billones de pesos, muy concentrados en el sector agropecuario, comercio, transporte e industrias manufactureras. El bloqueo al puerto de Buenaventura hundió las exportaciones agrícolas, incluyendo las cafeteras, así como desató problemas de insumos, materias primas y ventas para el sector empresarial del país.

A diferencia de paros anteriores, no fueron las narrativas políticas, de seguridad y orden público o ideológicas- tradicionalmente esgrimidas por los gobiernos de turno- las que mitigaron el respaldo a estas tácticas de protesta. Fue la economía una razón mucho más contundente para llevar al Comité del Paro a un “cambio de estrategia”.

No fueron las voces del Gobierno Nacional sino las de los empresarios, gremios y trabajadores las que transmitieron al resto del país las verdaderas consecuencias de los bloqueos ilegales sobre las actividades económicas, los puestos de trabajo y los alimentos básicos. El poderoso mensaje de que el paro nacional estaba causando más desgracia económica que la pandemia caló en una sociedad que hoy sufre los efectos del desempleo, de las restricciones y de una lenta reactivación.

El mismo sufrimiento económico que llevó a la mayoría de ciudadanos a justificar los reclamos y las exigencias de los jóvenes en las manifestaciones y a celebrar la caída de la reforma tributaria 1.0 es el que está detrás del agotamiento de la opinión frente a los bloqueos. Lo anterior no implica que el Gobierno haya conjurado las fuerzas propulsoras del descontento para futuras protestas.

(Vea: Desbloquear y diversificar / Opinión de Francisco Miranda Hamburger).

Al contrario, aún es necesaria una hoja de ruta creíble y viable por parte del Ejecutivo para tramitar y canalizar las demandas sociales y económicas que estallaron en estos 45 días de paro nacional. Levantados los bloqueos, esa urgencia de cambio quedará.


FRANCISCO MIRANDA HAMBURGER
framir@portafolio.co
Twitter: @pachomiranda

Destacados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes