JUEVES, 22 DE FEBRERO DE 2024

Noticias económicas de Colombia y el mundo

Carlos

Nuestra Política de Tratamiento de Datos Personales ha cambiado. Conócela haciendo clic aquí.

close
Francisco Miranda Hamburger
Editorial

Grave crisis, mala salida

La discusión sobre un transporte público urbano sostenible es urgente, pero sin imponer más onerosas cargas a las familias vía impuestos disfrazados.

Francisco Miranda Hamburger
Director de Portafolio
POR:
Francisco Miranda Hamburger

Hace pocos días el presidente de la República, Gustavo Petro, lanzó la propuesta de que el transporte urbano de pasajeros se pague por medio de una sobretasa adicional en la factura de la luz. “¿Y si pagáramos a través de una pequeña cuota en la factura de la luz el transporte público cada mes y nos diera derecho a subirnos a cualquier bus todos los días y durante el tiempo que sea”, trinó el primer mandatario en su cuenta de X.

Se ha vuelto costumbre para el jefe del Estado lanzar ideas en sus discursos y en sus redes sociales sobre los más variados temas que, desafortunadamente, no parecen contar con los suficientes sustentos técnicos ni una evaluación cuidadosa sobre su factibilidad. Esto ha llevado a muchas voces críticas a invitar a desatender estos llamados ‘globos’ presidenciales, en especial porque en su mayoría desconocen el funcionamiento de los mercados y apuntan a elevar las cargas de empresas y de hogares.

No obstante, el presidente Petro ha puesto la atención en una problemática urbana muy grave que viene de tiempo atrás: la crisis financiera de los sistemas integrados de transporte masivo (SITM) en las principales capitales del país. A pesar de reportar, según el Dane, más de 502 millones de pasajeros transportados solo en el segundo trimestre de este año, los SITM de Bogotá, Medellín, Cali, Pereira, Cartagena, Barranquilla, Bucaramanga y Manizales registran distintos grados de descalabro financiero y operativo, agravado por la caída en la demanda por la pandemia de covid. De hecho, hace unas semanas, la alcaldía de Bucaramanga anunció la liquidación de Metrolínea, el SITM de la ciudad.

No se equivoca el primer mandatario al identificar una situación que requiere de medidas urgentes para detener su constante deterioro. Las dificultades operativas y económicas de estos sistemas de transporte -a las que se añaden fenómenos sociales como el de los ‘colados’ en el TransMilenio capitalino- se están traduciendo en estaciones congestionadas, inseguridad, falta de frecuencias, cultura de no pago, incapacidad de cobertura, promoción de la informalidad y aumento del uso de otros modos como el mototaxismo y las plataformas digitales.

No obstante, como ya es inevitable en el presidente Petro, la salida a esta problemática está en elevar las cargas económicas, en este caso, a los hogares de clases medias y altas por vía de los recibos de los servicios públicos. Además, en la propuesta presidencial los subsidios cubrirían la totalidad del costo del pasaje para los usuarios, lo que los aumenta considerablemente: en Bogotá la “pequeña cuota” que busca el jefe del Estado superaría, en un cálculo inicial, los $144 mil mensuales para todos los hogares sin distinguir por estrato.

Es una realidad económica que la prestación del servicio de transporte urbano de pasajeros cada vez menos es sostenible por medio de la venta de pasajes. Y si a estas restricciones operativas les sumamos la necesidad de ampliaciones e inversiones en infraestructura adicional, la necesidad de un modelo de financiamiento con recursos públicos crece. Pero la solución a implementar no puede ser imponer más impuestos disfrazados a las familias en sus ya de por sí costosos servicios públicos.

Se requiere entonces de creatividad técnica, fiscal y jurídica, por parte del Ministerio de Transporte, para encontrar la combinación de fuentes de recursos para atender esta crisis. Por más que el presidente Petro quiera una amplia gama de bienes y servicios completamente gratis vía subsidios pagados por las clases medias, los bolsillos de las familias colombianas hace rato cruzaron el límite de su solidaridad.

FRANCISCO MIRANDA HAMBURGER
framir@portafolio.co
X: @pachomiranda

Destacados

Más Portales

cerrar pauta

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes