Francisco Miranda Hamburger
Editorial

¿Hasta cuándo aguantará?

El primer trimestre es prueba de la capacidad de crecer a pesar de choques y bloqueos. Pero, ¿hasta cuándo puede ir el cántaro al agua sin romperse?

Francisco Miranda Hamburger
Director de Portafolio
POR:
Francisco Miranda Hamburger
junio 07 de 2021
2021-06-07 11:18 p. m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2019/09/16/5d7ff0bcd1bd5.png

La semana pasada, Fedesarrollo publicó sus estimaciones sobre los costos del primer mes de paro nacional: entre 4,8 y 6,1 billones de pesos sería el monto de las pérdidas que las protestas y bloqueos infligieron al aparato productivo nacional. Al final del comunicado, ese tanque de pensamiento anunció que su pronóstico de crecimiento de la economía Colombia sería “revisado al alza”.

(Lea: La vacunación en junio / Opinión de Francisco Miranda Hamburger).

Este no es el único centro de estudios que, a pesar de la difícil coyuntura social, política y económica que atraviesa el país desde hace casi mes y medio, mantiene unas expectativas positivas frente al desempeño al final del 2021. Pronósticos de áreas de investigación de bancos, organizaciones como la Ocde y el Fondo Monetario Internacional e incluso el propio presidente Iván Duque apuestan a que el PIB nacional crecería más de 5 por ciento este año.

A primera vista, estas estimaciones optimistas irían en contravía con los angustiosos llamados que el Gobierno Nacional, los gremios y los empresarios han hecho a los promotores de las protestas para levantar los cierres ilegales y dejar respirar a la producción. ¿Cómo conciliar que una economía que se desangra por hasta 10 billones de pesos en un mes, según datos del Ministerio de Hacienda, que sufrió cuarentenas en abril y bloqueos en mayo, y que ha perdido la confianza, esté en la ruta de crecer por encima del promedio de América Latina?

(Lea: Entre el pico y el paro / Opinión de Francisco Miranda Hamburger).

Las pérdidas económicas no solo han sido billonarias sino también han frenado en seco la senda de la reactivación, en especial en el suroccidente del país. El balance del segundo trimestre del año será mediocre, aún comparándose con el peor trimestre de la historia económica registrada. Esto constituye un abrupto contraste con los destacados resultados del primer trimestre- 1,1 por ciento del PIB- que no solo dejó atrás la recesión, sino que encaminó la economía nacional hacia un año positivo.

Otros factores adicionales sostienen esa perspectiva optimista. Uno es el dinamismo que ha venido tomando el Plan Nacional de Vacunación. La mejor estrategia para derrotar al covid, no solo para Colombia sino para el resto del mundo, ha sido el despliegue acelerado de la inmunización tanto para salvar vidas vulnerables como para reactivar la economía. Además, el contexto externo luce más favorable y el fin de las últimas restricciones en las grandes ciudades ayudarán a un mejor desempeño interno. De todas maneras, es necesario recordar que el desplome del 2020 implica un punto bajo de comparación con respecto a este año.

(Lea: No más bloqueos / Opinión de Francisco Miranda Hamburger).

No obstante, este conjunto de pronósticos- hasta hoy optimistas- dependen tanto de la solución de los bloqueos y del paro nacional como de la definición de una hoja de ruta creíble y viable en materia fiscal con la reforma tributaria 2.0. Con las conversaciones entre el Gobierno y los promotores de las protestas suspendidas, al momento de escribir estas líneas, todo el país pierde tanto política como económicamente. Sin un avance claro y definitivo en las negociaciones, hoy inexistentes, será muy difícil que las empresas y el aparato productivo recuperen la confianza y el optimismo que marcó el primer trimestre del año.

Se convirtió en un cliché hablar de la “resiliencia” de la economía nacional. Sin embargo, el primer trimestre es prueba de la capacidad de crecer y de repuntar tras cierres, choques y bloqueos. Pero cabe preguntarse hasta cuándo puede ir el cántaro al agua sin romperse. Es decir, ¿hasta cuándo aguantará esta expectativa de crecimiento positivo los bloqueos ilegales, la incertidumbre política y la desesperanza empresarial?

(Lea: Un avance agridulce / Opinión de Francisco Miranda Hamburger).

FRANCISCO MIRANDA HAMBURGER
framir@portafolio.co
Twitter: @pachomiranda

Destacados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes