close
close
Francisco Miranda Hamburger
Editorial

Hechos de austeridad

La administración Petro es rápida en recaudar recursos de las empresas privadas y hogares y muy lenta en practicar la austeridad en sus gastos.

Francisco Miranda Hamburger
Director de Portafolio
POR:
Francisco Miranda Hamburger
octubre 04 de 2022
2022-10-04 09:36 p. m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2019/09/16/5d7ff0bcd1bd5.png

La Casa de Nariño lleva dos días justificando ante la opinión pública la compra de elementos de dotación para las residencias del presidente Gustavo Petro y la vicepresidente Francia Márquez. La polémica nació ante la publicación de una lista de enseres que el Departamento Administrativo de la Presidencia (Dapre) adquirió por más de 173 millones de pesos y que incluyen televisores, vitrocerámicas y plumones.

Mientras el escándalo ha desatado fuertes reclamos a la cúpula de la Casa de Nariño por lo que son considerados gastos suntuarios, el Gobierno se ha defendido señalando similares decisiones de gasto en el pasado. Hasta el propio primer mandatario intervino ayer en el debate con varias publicaciones en su cuenta de Twitter en las que sostiene que esas compras buscaban que “el personal del servicio tuviera las mismas comodidades que los huéspedes en el Palacio”.

Más allá de las inconsistencias entre las razones de las adquisiciones expuestas por el director del Dapre, Mauricio Lizcano, el presidente Petro, e incluso senadores afectos al Ejecutivo, el episodio se suma a otras situaciones en las que los criterios de gasto de la administración Petro han generado críticas. Episodios entre los que se cuentan viajes diplomáticos, reversazo en la eliminación de consejerías presidenciales, contratación de personal de Palacio, entre otros.

Si bien no es la primera vez que la Presidencia de la República está en el centro de una polémica por millonarias compras, en esta ocasión las voces inconformes señalan la promesa del actual gobierno Petro de encarnar un “cambio” tanto en el fondo como en las formas del quehacer político. La activación de un espejo retrovisor, en el cual se pueden encontrar decisiones de gasto parecidas, como mecanismo de defensa y justificación de la Casa de Nariño pierde mucho de su fuerza, aún en el arranque del mandato, ante las expectativas de cambio generadas.

Aunque los montos de los que trata la polémica de las compras de Palacio son muy pequeños ante otros verdaderos escándalos de corrupción y detrimento de los recursos estatales, el mensaje que envía a la opinión pública tiene una negativa carga simbólica. La agenda económica, de empleo y costo de vida constituye una parte integral de las altas expectativas que el gobierno Petro ha generado en la sociedad.

Mientras el 38 por ciento de los encuestados de la más reciente medición de Invamer identifican los temas económicos y de ‘mesa de comedor’ como el principal problema que enfrenta Colombia hoy, el 33 por ciento cree que la lucha contra la pobreza ha mejorado únicamente por la entrada de Gustavo Petro al poder. En otras palabras, será la economía y sus temas -entre esos los gastos suntuarios o el despilfarro de recursos- un aspecto crucial en la materialización de la agenda de “cambio” del Gobierno Nacional.

Tampoco luce conveniente enfrentar críticas sobre malgasto y compras superfluas en momentos en los que el Ejecutivo va al Congreso de la República a aprobar un proyecto de reforma tributaria que saca 22 billones de pesos a una economía aún en reactivación, en especial a sus empresas de todos los tamaños y a personas naturales. Sería valioso contar con un mayor detalle frente a cuáles son los rubros en los que el Gobierno Nacional se comprometerá a ahorrar en los próximos cuatro años.

La administración Petro, al igual que sus antecesores, es rápida en recaudar recursos de las empresas privadas y hogares y muy lenta en practicar la austeridad en sus gastos.

FRANCISCO MIRANDA HAMBURGER
framir@portafolio.co
Twitter: @pachomiranda

Destacados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes