Francisco Miranda Hamburger
Editorial

La economía encerrada

El balance de la caída de la economía en este año debe incluir el dinamismo con que Gobierno, empresas y hogares se han reactivado.

Francisco Miranda Hamburger
Director de Portafolio
POR:
Francisco Miranda Hamburger
diciembre 22 de 2020
2020-12-22 08:00 p. m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2019/09/16/5d7ff0bcd1bd5.png

El 2020 ha sido uno de los pocos años donde el adjetivo “histórico” ha sido usado en el contexto del desempeño económico muchas más ocasiones de las convenientes.
Magnitudes y porcentajes dimensionaron caídas y curvas nunca vistas o que no se registraban desde hace varias décadas.

Aunque el año termina con una tendencia positiva de crecimiento, estos doce meses han sido una montaña rusa que tendrá serias consecuencias para el futuro del país.

La pandemia del coronavirus golpeó la economía global, incluida obviamente Colombia, con una severidad en un grado similar a la Gran Depresión de los años 30 del siglo pasado.

No ha habido una esfera productiva, social y humana que no haya sufrido algún impacto de un mundo que se encerró en la casa, cerró fronteras y paralizó comercios e industrias. El 2020 fue el año en que casi todo paró a causa de las medidas sanitarias de protección contra la pandemia del Covid-19. Casi un tercio de la humanidad estuvo en algún momento, entre febrero y agosto, bajo algún tipo de cuarentena.

Colombia no fue ajena a estos drásticos choques globales desde la oferta y la demanda. La economía nacional arrancó el año con una dinámica positiva: el Indicador de Seguimiento a la Economía (ISE) del Dane para enero y febrero fue de 3,4 y 4,8 por ciento.

No obstante, en marzo con la llegada oficial del coronavirus a territorio nacional, el país inició un período de más de cinco meses de confinamientos, cierres y restricciones con inmensos costos sociales y económicos.

En abril la actividad económica colombiana tocó fondo al desplomarse en un 20,5 por ciento. El segundo trimestre de 2020 es el peor trimestre registrado de la economía colombiana en su historia moderna: una caída de 15,8 por ciento del PIB.

Alrededor de 5,4 millones de puestos de trabajo fueron destruidos por la combinación entre los cierres de los sectores productivos con las medidas restrictivas para trabajadores y consumidores.

Los meses de confinamiento enseñaron de la manera más dura a los colombianos lo que significa una economía encerrada: pérdida de empleos e ingresos, inversiones congeladas, cierres totales o parciales de negocios, industrias y comercios, falta de recursos y de liquidez, dificultades para producir y vender.

La falsa pero atractiva disyuntiva entre salud y economía, tan cacareada por dirigentes políticos en los primeros meses de la cuarentena, quedó rápidamente resuelta ante la evidencia de la urgencia de combinar ambos objetivos.

El balance de la economía colombiana en el año de la pandemia del coronavirus dejará una caída en el PIB de entre siete y ocho por ciento. Será la segunda vez en varias décadas que la economía nacional decrecerá.

Otros indicadores claves como la tasa de desempleo, el déficit fiscal y el endeudamiento público reflejarán también inevitables deterioros. Tanto la dificultad de la economía colombiana de generar empleos formales y estables, como los estrechos márgenes de maniobra de las finanzas públicas que venían desde 2019, se agudizaron en este año.

El crecimiento del gasto público asociado a la respuesta sanitaria al virus y a los canales de ayudas monetarias a hogares y empresas dejará un hueco fiscal que solo una nueva reforma tributaria en 2021 podría intentar llenar.

El balance económico de 2020 tiene en la caída histórica del PIB un dato que resume la magnitud y la severidad del golpe que la pandemia asestó al aparato productivo del país. No obstante, quedarse solo en ese decrecimiento implica desconocer el dinamismo y la disciplina con que el Gobierno, las empresas y los hogares han asumido una senda de reactivación que eleva las expectativas para 2021.

Recomendados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes