Francisco Miranda Hamburger
Editorial

La hora de la grandeza

Tras el retiro de la reforma tributaria y el relevo en MinHacienda, es el momento del Congreso para acordar una salida. 

Francisco Miranda Hamburger
Director de Portafolio
POR:
Francisco Miranda Hamburger
mayo 03 de 2021
2021-05-03 09:03 p. m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2019/09/16/5d7ff0bcd1bd5.png

La renuncia ayer de Alberto Carrasquilla al Ministerio de Hacienda y la designación del actual ministro de Comercio, José Manuel Restrepo, como su sucesor, marca el cierre del capítulo del proyecto de reforma tributaria o “Ley de Solidaridad Sostenible”.

Un día antes el presidente Iván Duque había anunciado el retiro del articulado del Congreso de la República tras cinco días de intensas protestas ciudadanas en el territorio nacional, con la lamentable dosis de vandalismo. Antes de que el primer manifestante tocará la calle, la iniciativa había perdido el apoyo del Centro Democrático y de otros bloques políticos.

El proyecto de ajuste fiscal más ambicioso con una aspiración de recaudar 23 billones de pesos y con un paquete social para la pandemia no sobrevivió tanto a la realidad política preelectoral como las fuertes corrientes de descontento social que llevan años en turbulencia.

A lo anterior se sumaron crasos errores por parte del Gobierno Nacional alrededor de la convocatoria para los apoyos políticos y de la comunicación a la opinión pública de puntos como la Renta y el IVA.

La salida de Carrasquilla tras las masivas movilizaciones es indudablemente una victoria política para las fuerzas opositoras al Gobierno. También dentro de los ganadores están miembros de la coalición de gobierno que, mientras disfrutan aún hoy de puestos ministeriales, atacaron la iniciativa más importante del último tramo del mandato presidencial.

Más allá de esos cálculos políticos con miras a las elecciones presidenciales de 2022 queda la responsabilidad de definir una reforma tributaria 2.0 que, incorporando el mensaje de las protestas y de los partidos políticos, envíe los mensajes fiscales necesarios.

Si bien el proyecto de ley del gobierno Duque está muerto y su autor fuera del Ejecutivo, las realidades fiscales, económicas, sociales y sanitarias no se han retirado ni hundido. Al contrario, siguen muy presentes y de no acordarse y aprobarse pronto en el Congreso una nueva iniciativa, empezarán a generar serias consecuencias para la economía del país.

Que haya elementos ya inviables políticamente -como aumentos en el IVA y la ampliación de la base del impuesto de renta a personas naturales- no significa que la reforma tributaria se pueda posponer, descartar o aplazar. Tampoco implica la eliminación de los componentes sociales de mitigación de la pobreza en el nuevo proyecto que salga del consenso político.

Hundida la reforma de la “solidaridad sostenible” y con un nuevo jefe de las finanzas públicas, con un talante más político y conciliador, es el momento que las fuerzas políticas del Legislativo avancen en acordar una salida a esta crisis.

Hay varias alternativas sobre la mesa que podrían acelerar la llegada a los puntos en común. Cabe destacar, por ejemplo, la propuesta de la Andi que, sin tocar IVA , la canasta familiarni la renta de personas, pone el esfuerzo sobre los hombros de las empresas y de los colombianos de más altos ingresos.

Mientras en las calles los manifestantes atacan negocios y bloquean la movilización de los trabajadores, el gremio de buena parte de los empresarios contempla una opción que se sostiene sobre su solidaridad y su contribución extraordinaria y temporal.

La primera tarea en la agenda del nuevo ministro de Hacienda es generar los espacios necesarios para un acuerdo rápido y técnico que recaude montos cercanos a los 14 billones de pesos, que sea sencillo en sus medidas y redacción y que incluya medidas de ayudas sociales. En otras palabras, es la hora de la grandeza.

Francisco Miranda Hamburger
framir@portafolio.co
Twitter: @pachomiranda

Destacados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes