close
close
Francisco Miranda Hamburger
Editorial

La inflación y la confianza

La disparada de los precios al consumidor ya está impactando las expectativas de los colombianos frente a
su situación económica para el 2022.

Francisco Miranda Hamburger
Director de Portafolio
POR:
Francisco Miranda Hamburger
enero 27 de 2022
2022-01-27 08:25 p. m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2019/09/16/5d7ff0bcd1bd5.png

Esta semana el Dane publicó la ronda 18 de su encuesta Pulso Social, correspondiente a diciembre pasado. El indicador de confianza del consumidor que trae la medición mostró señales de estancamiento en el último mes de 2021: solo aumentó un 0,1 frente al dato de noviembre. Dos semanas antes, Fedesarrollo también publicó su tradicional Encuesta de Opinión del Consumidor (EOC) de fin de 2021 con unos resultados similares.

De acuerdo a este tanque de pensamiento, en diciembre la confianza del consumidor registró un balance de -7,0 por ciento, lo que representó una disminución de 5,6 puntos porcentuales frente al mes anterior. Para ambas entidades la disparada de la inflación es un factor crucial en la explicación de este comportamiento de las expectativas de los hogares colombianos en el último tramo del año pasado.

A los altos precios de los productos básicos es necesario adicionarle la llegada de la variante ómicron al territorio nacional que no solo empujó al cuarto pico de contagios de covid-19 sino también enrareció el panorama sanitario del país. Si bien al principio la tasa de mortalidad de esta cepa se había mantenido en unos niveles bajos en comparación con el tercer pico, en los últimos días el número de fallecidos ha venido creciendo de manera preocupante.

Estas tendencias de la confianza de los consumidores colombianos no deben pasar inadvertidas. Por ejemplo, según datos de Pulso Social, el 53,9 por ciento de los jefes de hogar cree que la situación económica del país está hoy peor que hace doce meses y solo el 15 por ciento la percibe de una manera positiva. De hecho, solo uno de cada tres considera que en un año el estado de su hogar será mejor. A pesar de que la reactivación de la economía es un hecho tangible que se refleja en producción y puestos de trabajo, los hogares no la están percibiendo de igual forma.

El impacto de la inflación -y en cierto grado también del pico por ómicron- está minando el optimismo que en el final de 2021 trajeron la reapertura de los sectores productivos, el fin de las restricciones y el retorno de la presencialidad. Rápidamente un deterioro de la confianza y un enrarecimiento de las expectativas desde los consumidores está sustituyendo el ambiente positivo que venía caracterizando la reactivación.

De hecho, el 65 por ciento de los jefes de hogar colombianos creen que los precios “aumentarán mucho” en los próximos doce meses mientras que el 48,3 por ciento están “un poco” y “muy” preocupados por contagiarse del coronavirus. Este es un alarmante escenario de perspectivas en medio de una campaña presidencial ya que dificulta que los innegables avances económicos y sociales puedan ser apropiados por los ciudadanos de una mejor manera.

El consumo de los hogares es una fuerza vital para que el positivo ritmo de reactivación de los sectores productivos se mantenga lo más dinámico posible. Que los colombianos retornen a altos niveles de incertidumbre es la antesala para que el optimismo que logró ganar momento el año pasado comience a disiparse con serias consecuencias para la economía.

Es crucial para la reactivación que este estancamiento en los indicadores de confianza de los consumidores sea más un efecto transitorio que una tendencia permanente. Los hogares se ajustarán lo más posible al alza de los precios y el pico de la nueva variante empezará a ceder. No basta con que los indicadores reflejen una reactivación, sino que una visión más optimista y clara del futuro debe sentirse en las salas y las cocinas de los colombianos.

FRANCISCO MIRANDA HAMBURGER
framir@portafolio.co
Twitter: @pachomiranda

Destacados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes