close
close
Francisco Miranda Hamburger
Editorial

La misión es reducir pobreza

Más que instrumentos tributarios, recuperar la senda que disminuya los pobres requiere solidez técnica, audacia en política y crecimiento económico.

Francisco Miranda Hamburger
Director de Portafolio
POR:
Francisco Miranda Hamburger
septiembre 19 de 2022
2022-09-19 09:31 p. m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2019/09/16/5d7ff0bcd1bd5.png

La semana pasada el presidente de la República Gustavo Petro anunció varios nombramientos claves para las políticas para luchar contra la pobreza. Se trata de la dirección del Departamento de Prosperidad Social (DPS) en cabeza de Cielo Rusinque y del Bienestar Familiar (ICBF) para Concepción Baracaldo. En simultánea, el primer mandatario le asignó a la vicepresidente Francia Márquez la “coordinación interinstitucional e intersectorial” de las políticas públicas de igualdad.

Aunque más tarde que en otros sectores de su administración, el gobierno Petro empieza a ubicar las fichas que liderarán uno de los desafíos más complejos de su política social: la reducción de los altos índices de pobreza que dejó la pandemia. A pesar de la dinámica de crecimiento de la reactivación económica, la velocidad de recuperación del empleo y de otros indicadores sociales no ha sido la misma.

En 2021 la pobreza monetaria en Colombia, según el Dane, registró 39,3 por ciento en el territorio nacional, de 37,8 por ciento en los centros poblados y de 44,6 por ciento en las áreas rurales. De hecho, uno de las justificaciones del ministerio de Hacienda para la reforma tributaria es la disminución de la pobreza y de la pobreza extrema en cuatro puntos porcentuales. Para José Antonio Ocampo, jefe de las finanzas públicas, el proyecto que hace tránsito en el Congreso de la República incluso reduciría el coeficiente de Gini de 0,54 a 0,51.

Estas metas son sin duda ambiciosas y su cumplimiento, difícil de lograr -en especial si se habla de solo un año-. Es claro que solo a partir de instrumentos tributarios no se disminuye automáticamente la pobreza y la desigualdad. Al ministerio de Hacienda, y al aparato social de la administración Petro bajo el DPS, le corresponde especificar la naturaleza, el monto y la magnitud de los canales redistributivos con los que el Gobierno aspira a acometer esta urgente tarea.

No debe caber duda que la prioridad social más alta que enfrenta el presidente Petro en la pos-pandemia es la reducción del choque de pobreza que infligió la crisis del coronavirus a la sociedad colombiana. Por eso no genera mayor sorpresa que la mayoría de los ciudadanos identifiquen en los sondeos de opinión la agenda económica -los asuntos de la ‘mesa del comedor’ como el empleo y la inflación- como el principal problema que hoy encara el país. Precisamente ahora que la administración Petro está en proceso de ajustes de sus prioridades, sus planes y sus presupuestos, esto es, el contraste de la ‘poesía’ de la campaña versus la ‘prosa’ del gobierno, el énfasis en la política de reducción de la pobreza debe ganar espacio. En otras palabras, en momentos en que la concreción del ‘cambio’ del nuevo gobierno se está decantando, sacar a millones de colombianos de la condición de pobres requiere recursos y protagonismo.

Con tanto énfasis en la paz total, el cambio climático y otras banderas petristas, el riesgo de no contar con una estrategia específica y definida no es menor. Ahí es donde se despiertan preocupaciones por la falta de trayectoria específica de las nuevas cabezas de sector en programas contra la pobreza. Más que instrumentos tributarios con buenas intenciones, recuperar la senda de reducción de pobres en Colombia requiere de solidez técnica en quienes diseñan e implementan los programas, audacia en la concepción de políticas redistributivas que superen los subsidios de la pandemia y el compromiso con el crecimiento económico, sin el cual el mejoramiento social es insostenible.

FRANCISCO MIRANDA HAMBURGER
framir@portafolio.co
Twitter: @pachomiranda

Destacados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes