Francisco Miranda Hamburger
Editorial

La recuperación desigual

El desempleo pierde terreno pero la reactivación laboral no es igual para todos. Mujeres y formales requieren más políticas.

Francisco Miranda Hamburger
Director de Portafolio
POR:
Francisco Miranda Hamburger
noviembre 30 de 2020
2020-11-30 09:25 p. m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2019/09/16/5d7ff0bcd1bd5.png

La reactivación económica de los últimos meses en el país ha traído consigo una notable recuperación en materia de empleo.

El informe del mercado laboral del Dane, publicado ayer, registró que la tasa de desempleo nacional se ubicó en 14,7 por ciento. Si bien este dato es casi cinco puntos porcentuales por encima de octubre del año pasado, es mucho más positivo que el 21,4 por ciento, reportado en mayo en plena cuarentena por el coronavirus.

Mientras en el inicio de los confinamientos para combatir la pandemia el número de puestos de trabajo destruidos alcanzó los 5,3 millones, en octubre se recuperan alrededor de un millón de empleos en comparación con el mes de septiembre.

Estos niveles de alrededor del 15 por ciento de desempleo eran precisamente los que altos funcionarios del Gobierno estimaron que terminaría el año al inicio de las políticas de reactivación.

No obstante, son datos muy altos que no solo ratifican al desempleo como una de las secuelas más graves del coronavirus sino también exacerban una peligrosa combinación de choques coyunturales con falencias estructurales.

Un ejemplo puntual es el mayor ritmo en el que se están recuperando los puestos de trabajo informales frente a la generación de empleos formales. Esto es, la reactivación laboral está evidenciando las dificultades propias del mercado laboral colombiano de crear empleos desde la formalidad.

Si era difícil la generación de puestos de trabajo sin la crisis económica que trajo la pandemia, esos obstáculos para el empleo formal no han desaparecido en estos meses.

En el peor de los casos, han aumentado. Otra de esas líneas de fractura estructurales es la relativa al empleo femenino. Desde antes de la irrupción del coronavirus, las mujeres colombianas enfrentaban dificultades en conseguir trabajo y así lo reflejaban sus tasas de desempleo.

Si bien los puestos de trabajo de millones de hombres y mujeres se destruyeron en abril al inicio de la cuarentena, la recuperación laboral ha sido más favorable y dinámica para los primeros que para las segundas.

La mayor reducción de la población ocupada en octubre se presenta entre mujeres entre 25 y 54 años- 800 mil. Dentro de los 1,5 millones de puestos de trabajo destruidos en comparación con octubre del año pasado, el 77 por ciento corresponden a mujeres.

Debido al compromiso con los oficios del hogar y el cuidado de niños y adultos mayores, así como el severo impacto en sectores con alto personal femenino, las mujeres no están recuperando sus empleos y sus ingresos al mismo ritmo que sus contrapartes masculinas.

Decisiones como la reapertura general de colegios, escuelas y jardines infantiles por parte del Gobierno beneficiaría a cientos de miles de mujeres que podrían regresar a buscar trabajo o retornar a sus actividades.

Puede que estas cifras del mercado laboral le den un respiro al Ejecutivo, pero sería un craso error creer que la “nueva normalidad” laboral lucirá mejor que la de la pre-pandemia.

Todo lo contrario, es el momento de proponer, discutir y ejecutar propuestas que no solo generen el empleo necesario para sostener a los colombianos fuera de la pobreza extrema sino también ajusten las inequidades de esta recuperación.

Un grupo de expertos, economistas y ex ministros han propuesto una estrategia para generar un millón de empleos en un año vía, por ejemplo, pequeñas obras públicas intensivas en mano de obra.

El debate público sobre las reformas al mercado laboral, la flexibilidad para generar empleo y la necesidad de políticas para incentivar el trabajo femenino debe continuar.

Recomendados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes