close
close
Francisco Miranda Hamburger
Editorial

La zarpa del oso

La decisión de la Reserva Federal enviará también un sonoro mensaje a inversionistas, mercados y autoridades económicas alrededor del mundo.

Francisco Miranda Hamburger
Director de Portafolio
POR:
Francisco Miranda Hamburger
junio 13 de 2022
2022-06-13 08:48 p. m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2019/09/16/5d7ff0bcd1bd5.png

El pasado viernes la Oficina de Estadísticas Laborales de Estados Unidos publicó el dato oficial de la inflación de mayo en la principal economía del mundo. El resultado de 8,6 por ciento anual no solo representó el mayor incremento en los últimos 41 años sino también superó los pronósticos de los analistas. Además, la variación mes a mes marcó un punto porcentual, señalando una peligrosa aceleración del fenómeno inflacionario.

Por esa razón, cuando los mercados abrieron ayer en la mañana se empezaron a sentir las reacciones negativas alrededor del mundo ante la disparada de la inflación en Estados Unidos y los crecientes temores frente una recesión en la economía norteamericana.

El índice S&P 500 cayó 3,9 por ciento, 495 de sus 500 componentes cerraron el día con más bajos registros y, al caer más de 20 por ciento en comparación con su pico de enero pasado, entró oficialmente en mercado bajista, bear market en inglés, por primera vez desde 2020.

El Dow Jones bajó 2,8 por ciento mientras que el índice tecnológico Nasdaq, 4,7 por ciento. Estos miedos de los inversionistas, en especial a una caída en el crecimiento de la economía de EE. UU., se reflejaron en desplomes en las criptomonedas como bitcoin, así como en las bolsas de valores alrededor del mundo: el FTSE 100 de Londres bajó 1,5 por ciento, el Nikkei de Japón cayó 3,01 por ciento y Hang Seng de Hong Kong, 3,39 por ciento. La Bolsa de Valores de Colombia no fue ajena al movimiento y su Colcap bajó 3 por ciento.

Que la inflación estadounidense no esté bajo control, como lo refleja el dato oficial de precios del viernes pasado, tendrá repercusiones en las discusiones de la Reserva Federal que inician hoy. La Fed, el banco central de Washington, podría tomar la decisión mañana de elevar las tasas de interés más allá de los 0,5 puntos porcentuales que los analistas esperan. Por ejemplo, de concretarse un alza de 0,75 puntos porcentuales no sólo sería la más alta desde 1994 sino también la muestra de que la política monetaria en Estados Unidos acelerará su endurecimiento.

Los ojos de la economía global estarán hoy y mañana en la Fed, que ha sido recientemente objeto de duras críticas por no haber dimensionado la magnitud de la crisis inflacionaria. Si el banco central estadounidense opta por elevar las tasas más drásticamente para controlar la galopante inflación, su impacto sobre la economía estadounidense terminará por aumentar asimismo las probabilidades de una recesión.

En otras palabras, la autoridad monetaria en Washington aplicaría un drástico freno de mano a una economía poscovid que ha sostenido su dinámica de reactivación gracias, en buena parte, a un bajísimo costo del dinero, así como a los incentivos y estímulos gubernamentales. Las repercusiones económicas de una ralentización drástica del crecimiento de Estados Unidos- o una caída del PIB- sobre el resto de la economía global son inmensas. Esto incluye a Colombia, con lazos comerciales y financieros con la economía del norte.

Hace pocos días tanto el Banco Mundial como la Ocde publicaron la actualización de sus perspectivas económicas para este año 2022. La economía colombiana mostró unas proyecciones positivas, en contravía con el enrarecimiento del entorno global a causa de la inflación, la guerra rusa en Ucrania y las disrupciones de las cadenas de suministro. Esos nubarrones acaban de ennegrecerse aún más y la decisión de la Reserva Federal enviará también un sonoro mensaje a inversionistas, mercados y autoridades económicas alrededor del mundo.

FRANCISCO MIRANDA HAMBURGER
framir@portafolio.co
Twitter: @pachomiranda

Destacados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes