Francisco Miranda Hamburger
Editorial

Las nuevas restricciones

Si los contagios se concentran en los hogares y las reuniones familiares, es ahí dónde deben estar enfocadas las medidas de las alcaldías.

Francisco Miranda Hamburger
Director de Portafolio
POR:
Francisco Miranda Hamburger
diciembre 21 de 2020
2020-12-21 08:00 p. m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2019/09/16/5d7ff0bcd1bd5.png

Los nuevos casos de coronavirus en el país subieron tanto en las últimas semanas que llegó lo inevitable: una nueva ola de medidas restrictivas por parte de los gobiernos locales.

Solo ayer los contagios registrados fueron casi once mil, los fallecidos superaron los doscientos y los casos activos alcanzaron los 90 mil, mientras que a finales de noviembre estaban en los 61 mil.

Evidentemente, la temporada de fin de año desordenó la disciplina de cuidado y de responsabilidad que los colombianos venían practicando en los primeros meses de la reapertura económica.

Desde septiembre, cuando se levantaron las últimas restricciones a la mayoría de las actividades económicas, empresas, fábricas y comercios adoptaron los distintos protocolos de bioseguridad -algunos con altos sobrecostos- para poder reanudar operaciones y ventas.

Los principales indicadores del desempeño económico y sectorial, incluida la tasa de desempleo, respondieron positivamente a esta reapertura económica. Si bien los indicadores sanitarios se mantuvieron en una especie de “meseta”, el retorno de las actividades económicas no produjo ninguna disparada notable.

No obstante, las festividades decembrinas y las tradicionales reuniones familiares a su alrededor -en especial el día de las Velitas- han sido identificadas por las autoridades sanitarias como un factor crucial en los aumentos alarmantes de las últimas semanas.

En otras palabras, los hogares y los comportamientos descuidados en los escenarios privados están adquiriendo un mayor protagonismo, como situaciones de riesgo y eventual transmisión del virus que, por ejemplo, las calles o comer en un restaurante.

Otro reciente aspecto que genera preocupación son las aglomeraciones de compradores en espacios tradicionalmente comerciales y de venta en el espacio público, como el bogotano San Victorino y otros en las distintas capitales del país.

Las principales alcaldías, incluida Bogotá, Medellín, Barranquilla y Cali, están regresando a la implementación de medidas restrictivas como toques de queda, ley seca, un miembro del núcleo familiar para salir a hacer compras y el “pico y cédula” que restringe el acceso a los comercios.

Estos paquetes de medidas no tienen el mismo impacto. Por ejemplo, los toques de queda alrededor d la Navidad y del Año Nuevo así como la ley seca, apuntan al control de aglomeraciones públicas en los días festivos. Pero el llamado “pico y cédula” sin duda impactará a los sectores comerciales de las principales ciudades.

La pregunta que queda en el aire es por qué, si los comportamientos en los escenarios privados y reuniones familiares son los mayores responsables, las autoridades locales castigan al sector del comercio formal.

Sería mejor que las autoridades locales, como en Bogotá por ejemplo, vigilaran y castigaran a los locales comerciales que incumplan los protocolos de bioseguridad y los aforos, que limitar de un brochazo la posibilidad de compra de los consumidores. De hecho, ¿reforzarán las alcaldías que no se generen aglomeraciones peligrosas en los espacios de comercio informal y venta ambulante?

Es innegable que el aumento de los contagios en las principales capitales requiere de medidas restrictivas, ya que la ciudadanía ha relajado la disciplina y bajado la guardia. Sin embargo, si algo se ha aprendido en estos meses es que los comercios y demás empresas y fábricas pueden asumir con responsabilidad los protocolos de bioseguridad, y que entienden el riesgo económico de burlarlos.

Si son los comportamientos individuales y privados los que han impulsado los contagios en esta temporada decembrina, ¿no deberían concentrarse las medidas de las alcaldías en esas esferas de los hogares y no en los comercios?

Francisco Miranda Hamburger
​framir@portafolio.co
​Twitter: @pachomiranda

Recomendados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes