Francisco Miranda Hamburger
Editorial

Línea base de pobreza

Los datos de pobreza multidimensional para 2019 constituyen la línea base para medir la magnitud del choque social de la pandemia.

Francisco Miranda Hamburger
Director de Portafolio
POR:
Francisco Miranda Hamburger
julio 14 de 2020
2020-07-14 10:02 p.m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2019/09/16/5d7ff0bcd1bd5.png

Ayer el Dane publicó los resultados de la pobreza multidimensional en Colombia correspondientes al 2019.

Este indicador mide la pobreza estructural a partir de 15 variables en cinco dimensiones: educación, niñez y juventud, trabajo, salud y condiciones de la vivienda. A diferencia de la pobreza monetaria basada en un mínimo de ingresos, la pobreza multidimensional busca estimar las privaciones de condiciones y capacidad básicas de bienestar.

Las cifras- preliminares y no comparables con la serie 2010-2018- muestran que el país pasó de un índice de pobreza multidimensional del 19,1 por ciento en 2018 al 17,5 por ciento el año pasado: una mejora de 1,6 puntos porcentuales.

Esto quiere decir que hay 8,56 millones de colombianos en situación pobreza multidimensional y que aproximadamente 615 mil compatriotas salieron de esta condición en el 2019.

A pesar de esta tendencia positiva, algunas de las variables en las distintas dimensiones registraron comportamientos negativos. No sorprende que el desempleo de larga duración y el trabajo informal hayan contribuido al resultado.

A estas dos variables se suman en el rezago nacional el hacinamiento crítico, un factor clave especialmente en tiempos de confinamientos por la pandemia, el precario material de pisos y la carencia en aseguramiento en salud.

Regiones como las costas Pacífica y Caribe registraron reducciones de sus indicadores de pobreza mientras que, sorpresivamente, Antioquia y especialmente Bogotá, con una disparada del 3 por ciento, lideraron los aumentos más alarmantes.

Cabe preguntarse entonces cuál es la utilidad de una fotografía instantánea de la pobreza estructural de Colombia del 2019 en medio de la pandemia histórica que el país atraviesa en 2020.

Estos datos son muy útiles ya que constituyen la línea base frente a la cual se podrá medir en el futuro la magnitud del choque del coronavirus en el frente social. Junto a las cifras de pobreza monetaria que dibujarán la imagen de los ingresos y que son sensibles al hundimiento de la economía, la multidimensional ayudará a medir los impactos sobre esas áreas del bienestar.

Una de las consecuencias más trágicas de la pandemia de la covid-19 será el empobrecimiento masivo por todas las regiones del mundo. La Cepal, por ejemplo, estima que en los países de América Latina y el Caribe la población en condición de pobreza extrema podría aumentar en más 16 millones de personas para finales de 2020.

Colombia no está exenta de este rápido deterioro de las condiciones sociales. Por eso, uno de los frentes de respuesta del Gobierno Nacional y alcaldías locales ante la crisis ha sido la consolidación de más canales de transferencias monetarias a los más vulnerables.

No obstante, el retroceso en los avances obtenidos por el país en los últimos 20 años de lucha contra la pobreza sería dramático. Un estudio de Fedesarrollo, publicado en esta edición, calcula en una década el tiempo perdido por la pandemia. En otras palabras, la pobreza en Colombia subirían a más del 37 por ciento a final de año, los mismos niveles de 2010.

El informe además encuentra un impacto positivo de las ayudas gubernamentales en la amortiguación del choque en pobreza. Lo anterior es un argumento más a favor de introducir en el nuevo “pacto social” que salga de la pandemia del coronavirus un robustecimiento de la política social.

No hay mejor herramienta en la lucha contra la pobreza que la actividad productiva y el crecimiento económico. Pero en momentos de crisis son bienvenidos todos los esfuerzos, tanto para mitigar el golpe a las capacidades de los más vulnerables como para crear nuevas posibilidades para la recuperación.

Recomendados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes