Francisco Miranda Hamburger
Editorial

Lo peor está por venir

En camino al pico, Gobierno, empresas y hogares no pueden olvidar la doble meta de proteger la salud y sostener la economía. 

Francisco Miranda Hamburger
Director de Portafolio
POR:
Francisco Miranda Hamburger
julio 12 de 2020
2020-07-12 08:08 p.m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2019/09/16/5d7ff0bcd1bd5.png

La declaratoria de una nueva cuarentena en Bogotá, esta vez rotativa por localidades, marca el inicio de una fase en la lucha contra el coronavirus en el país.

Tras el confinamiento nacional en abril, con sus altos costos económicos y sociales, el Gobierno Nacional implementó una estrategia de reapertura de la economía por sectores que coincidió con el crecimiento vertiginoso de contagios.

Por poco más de dos meses, esta lenta reactivación mejoró los indicadores de la actividad productiva mientras que la propagación de la covid-19 se concentró en unos pocos municipios.

El delicado balance entre las medidas sanitarias y la reapertura económica no aguantó más los preocupantes datos de seguimiento epidemiológico -como la ocupación de las unidades de cuidados intensivos- y tuvo que dar paso al regreso de los confinamientos.

Que la decisión de encerrar de nuevo a la capital de la República, en turnos de tres grupos de localidades, haya sido tomada en conjunto por el Gobierno Nacional y el Distrito confirma tanto su necesidad como la gravedad del momento.

Desde el primer día en que se anunciaron las primeras medidas de flexibilización de la cuarentena, los riesgos en materia sanitaria de retornar gradualmente a las actividades fueron evidentes y altos.

El poderoso mensaje del “Quédate En Casa” de abril no pudo desafortunadamente ser sustituido por una cultura del autocuidado y de la responsabilidad individual. Desde las multitudinarias fiestas clandestinas en varias ciudades del país hasta las peligrosas aglomeraciones en el primer Día Sin IVA, quedó comprobado que la indisciplina social jugaría un factor clave en el deterioro de los indicadores sanitarios.

Si algo dejó claro la cuarentena de abril son sus limitaciones como medida de restricción en una economía y una sociedad como la colombiana. Las necesidades de medio país en la informalidad laboral, la fatiga de cuarentena en una sociedad descuidada y la fragilidad de un Estado endeudado se conjugan para quitarle efectividad a nuevos confinamientos.

No hay que llamarse a engaño. El regreso a la cuarentena en la capital, así sea rotativa, pone un freno brusco a la dinámica de apertura sectorial así como las demás medidas restrictivas que las autoridades locales están tomando en otras ciudades. El nuevo encierro no sólo será muy difícil de reforzar sino que no podrá detener a los ciudadanos que necesiten salir a sobrevivir.

Su éxito dependerá, así como lo ha sido en las semanas anteriores, de la cultura ciudadana y la responsabilidad individual.

A pesar de lo anterior, el impacto económico de la cuarentena por localidades se sentirá, especialmente en las empresas formales que ya contaban con sus autorizaciones. Lo avanzado por parte de los sectores productivos en estas semanas de reapertura está en grave riesgo de perderse. Es triste afirmarlo pero el crecimiento de los contagios no les dejó a las autoridades otro camino.

Colombia sigue con un impacto menor de la pandemia en comparación con otros países de la región. Pero la propagación del virus nos lleva en una dirección alarmante que hay que frenar, con un altísimo costo en términos de reactivación de la economía.

Como lo advirtió el ministro de Salud, Fernando Ruiz, “estos dos meses por venir van a ser complejos”. Lo peor está en frente de nosotros y se traducirá tanto en dolor y enfermedad como en angustia e incertidumbre económica.

En este momento crítico en la lucha contra el coronavirus, el Gobierno Nacional y las administraciones locales, las empresas y los hogares no deben perder de vista la doble meta de proteger la salud y sostener a la economía para minimizar los altos costos en ambos frentes de batalla.

Francisco Miranda Hamburger
framir@portafolio.co
Twitter: @pachomiranda

Recomendados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes