Francisco Miranda Hamburger
Editorial

Los 100 días de Joe Biden

‘Vacunas en los hombros y dinero en los bolsillos’ resume la estrategia de arranque del nuevo gobierno en EE. UU.

Francisco Miranda Hamburger
Director de Portafolio
POR:
Francisco Miranda Hamburger
abril 27 de 2021
2021-04-27 07:16 p. m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2019/09/16/5d7ff0bcd1bd5.png

Hoy el presidente de Estados Unidos Joe Biden aparecerá por primera vez en el Congreso de su país como mandatario. Y el próximo viernes se cumplirán los primeros 100 días de su administración.

La tradición de hacer un balance del inicio de un gobierno al terminar el primer centenar de días surgió en 1933.

El entonces presidente norteamericano Franklin D. Roosevelt arrancó su primer mandato en medio de los efectos de la Gran recesión y usó un lapso similar de tiempo para cimentar su “New Deal”.

Los primeros 100 días se convirtieron, tanto para la cultura política estadounidense como para el resto del mundo democrático, es un hito arbitrario para realizar el corte de cuentas inicial de un mandato.

Hay ecos de esos meses de Roosevelt en el arranque de Biden, en especial en el frente económico. El mandatario estadounidense recibió de su antecesor, Donald Trump, una pandemia de magnitudes históricas con 400 mil muertos, una crisis económica severa y global, y una nación polarizada y dividida.

Estados Unidos le ha dado una bienvenida al cambio de tono y de estilo que trajo el nuevo ocupante de la Casa Blanca. En medio de un país ideológicamente separado, Joe Biden registra una aprobación del 53 por ciento, en el promedio de Real Clear Politics, y el pesimismo de los ciudadanos cayó en 13 puntos porcentuales desde su posesión en enero.

El positivo balance de estos primeros 100 días de Biden se resume en una frase del propio mandatario: “vacunas en los hombros y dinero en los bolsillos”. La combinación del despliegue dinámico del plan de inmunización y el avance en las ayudas económicas para mitigar la crisis le ha servido a la Casa Blanca para sintonizarse con las dos principales angustias de los estadounidenses.

La pandemia ha golpeado duramente a Estados Unidos: más de 32 millones de casos y de 570 mil fallecidos. La entrante administración demócrata prometió 100 millones de dosis aplicadas en sus primeros 100 días. Subió la meta a 200 millones y la cumplió la semana pasada.

Estados Unidos está vacunando un promedio de 2,72 millones de dosis diarias y ya ha inyectado hoy, al menos con la primera dosis, al 47 por ciento de su población. Ya Washington está anunciando la donación de vacunas a otras naciones y espera llegar a la inmunidad de rebaño en el verano.

En paralelo con la vacunación, el gobierno Biden ha desplegado una intensa actividad económica. Ya aprobó un histórico plan de estímulos por 1,9 billones de dólares y anunció dos proyectos de ley adicionales: uno de infraestructura por 2,2 billones de dólares y una reforma tributaria. Además de buscar echar para atrás los recortes de impuestos corporativos de Trump, la administración entrante elevará los tributos a los más ricos e inversionistas.

Las inyecciones de recursos que la Casa Blanca planea para la economía de EE. UU. mejoró sus perspectivas de crecimiento para 2021 y pavimentan el camino de la recuperación.

Más allá del manejo de la pandemia y de los planes económicos, el balance de Biden ya no es tan claramente positivo. En materia de política exterior, la Casa Blanca demócrata ha regresado al multilateralismo, al apoyo a las soluciones climáticas globales y al retiro de las tropas norteamericanas de Afganistán.

Sin embargo, no son claras las doctrinas de Biden para tratar con la creciente influencia de China y la actitud de Moscú. “EE. UU. está de regreso”, dijo Biden en Múnich pero tomará más tiempo curar las heridas que dejó Trump. Un buen arranque con difíciles retos para el resto del año.

Destacados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes