close
close
Francisco Miranda Hamburger
Editorial

Los llamados de Maduro

Más que el regreso de grandes inversiones, la reactivación de la relación colombo-venezolana debe empezar por el comercio fronterizo.

Francisco Miranda Hamburger
Director de Portafolio
POR:
Francisco Miranda Hamburger
octubre 10 de 2021
2021-10-10 08:00 p. m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2019/09/16/5d7ff0bcd1bd5.png

Las relaciones entre Colombia y Venezuela han experimentado en días recientes un momento de distensión comercial ante los anuncios de la reapertura de la frontera entre Norte de Santander y Táchira. Si bien el paso aún se encuentra limitado y con restricciones y el panorama pareciera complicarse del lado venezolano, los primeros pasos hacia la revitalización del intercambio ya empezaron a darse.

Es precisamente en medio de ese ambiente que el pasado miércoles el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, lanzó una polémica invitación al empresariado colombiano.

“Bienvenidos, colombianos y colombianas, venid a mí, venid a nosotros con vuestras inversiones, vengan con sus inversiones, aquí está México, produciendo, trabajando”, expresó el mandatario en una alocución televisiva.

La respuesta del presidente Iván Duque no se hizo esperar. “Mucho cuidado con los discursos que vienen con cantos de sirena desde la dictadura de Venezuela. Ahora salen a hablar de manera bella invitando a que lleguen inversionistas a ese territorio, que no pretenda el dictador borrar la historia”, ripostó el jefe del Estado colombiano desde Cúcuta.

Es evidente que, más que realidades económicas o comerciales, el contrapunteo entre Maduro y Duque refleja cálculos políticos locales. Por parte del régimen chavista del vecino país las elecciones regionales, en las que unas fuerzas de oposición aceptaron concurrir, explican el afán por avanzar en la reapertura fronteriza. Del lado de Colombia, crecen los llamados para que la política de la Casa de Nariño frente a la dictadura de Maduro tenga ajustes o giros estratégicos ya que cada vez más se ve desalineada con la realidad diplomática.

La invitación de Maduro a los empresarios colombianos ha sido recibida con frialdad e incredulidad, no tanto por las razones ideológicas que esgrime Duque sino más por motivos puramente económicos.

Aún están en el recuerdo de grandes compañías nacionales las dificultades que sufrieron sus inversiones en Venezuela bajo el régimen chavista hace pocos años.

La aerolínea Avianca enfrentó problemas de seguridad en sus operaciones y de monetización de sus ingresos mientras que los grupos Éxito y Argos sufrieron las expropiaciones y adquisiciones forzosas, propias de la política económica venezolana. Todo esto sumado a multimillonarias deudas que todavía están pendientes.

Mientras las garantías a las inversiones extranjeras no gocen de mejores condiciones en el vecino país, serán pocos los proyectos que los empresarios colombianos empiecen a impulsar en territorio vecino.

La destrucción de la seguridad jurídica que caracterizó al chavismo y a Nicolás Maduro no se recompone de un día para otro, y menos con el interés cortoplacista de influir en unos comicios locales.

Los riesgos asociados a esas inversiones son demasiado altos ante un proceso de reapertura, grandilocuente en los palacios presidenciales pero difícil de implementar en las realidades de las zonas fronterizas. Por ahora, no son sirenas las que se escuchan cantar desde Venezuela.

Que no lleguen grandes inversiones desde Colombia al vecino país no significa que el proceso de revitalizar las regiones de frontera deba detenerse en seco. Que el comercio binacional esté estimado en pasar de 222 millones de dólares el año pasado a unos 600 millones de dólares en 2021 se traduce en reactivación local a ambos lados de la línea divisoria.

Los protagonistas del intercambio comercial en las zonas fronterizas sí son capaces de generar, si no seguridad jurídica, al menos confianza necesaria para dinamizar la relación

FRANCISCO MIRANDA HAMBURGER
framir@portafolio.co
Twitter: @pachomiranda

Destacados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes